2021/02/28

Democracia plena

 Asistimos en estos días a un remedo de debate sobre la plenitud de la "democracia española", es decir, sobre si la tal democracia es plena o no. Lo curioso es que la duda metafísica sobre dicha plenitud sale de la boca de todo un vicepresidente del Gobierno. Que la mentada democracia fuera criticada por un anarquista o un radical comunista no sería noticia, pero que lo haga un destacado miembro del Gobierno resulta chocante.

Amaia Merino, Enrique Santiago, Irene Montero, Pablo Iglesias y Miguel Angel Llamas.
Foto: @PabloIglesias


El profesor José Luis Villacañas lo rebate en una entrevista publicada hoy. En ella dice que lo que debe de hacer el vicepresidente es utilizar su poder para cambiar lo que de defectuoso tenga esa democracia. La política a base de declaraciones y gestos tiene poco recorrido. Lo que se necesita son hechos. 

2021/02/15

Un proceso que no acaba de procesarse

Se podría escribir una enciclopedia sobre el proceso catalán, o el no proceso, según se mire, pero nos limitaremos a unos pocos apuntes, a las pocas horas de celebrarse los comicios. Y para ello nos basaremos en los números reales, en los votos y las abstenciones producidas, dejando a un lado el juego parlamentario de escaños, que es otra cuestión.

Fuente: Europa Press


Teniendo en cuenta que desde hace unos cuantos años Catalunya se encuentra inmersa en un proceso que podría desembocar en su independencia mediante una consulta vinculante, es importante recalcar los apoyos de cada fuerza política y del conjunto del bloque independentista. No está bien hacerse trampas en el solitario.

2021/02/12

La Super Bowl y otras derivadas

De un tiempo a esta parte, diría que desde allá por el final de la II Guerra Mundial, venimos asistiendo impertérritos a una colonización cultural procedente de los Estados Unidos de América (USA). Desde las películas del oeste o western, las de la factoría Disney, el cine negro o “Lo que el viento se llevó”, nos han ido invadiendo los iconos estadounidenses, sus modos de actuación, su ética y su propaganda del modo de vida americano. No se trata de aparecer a estas alturas como un mojigato al que no le gusta nada de lo que viene de USA, pero creo que conviene ponerle un límite, simplemente utilizando el sentido común.

Foto: Mike Ehrmann | Adweek

Una cosa es que nos gusten “Los Simpson”, “Los Soprano” o “Fargo” y otra muy diferente que en nuestros medios de comunicación más cercanos se le de cancha a un acontecimiento tan hortera como la fiesta de la Super Bowl, fiel retrato de la cultura estadounidense, en la que al deporte se le une la música, el espectáculo y hasta la poesía. Uno se queda sorprendido de que se le dediquen crónicas y reportajes a un deporte que tan solo se práctica en Norteamérica, del que desconocemos su reglamento y funcionamiento, y al que nunca le habíamos prestado la menor atención.

2021/02/06

Policía de parte

En los últimos tiempos estamos asistiendo a un recrudecimiento de las actuaciones polémicas protagonizadas por la Ertzaintza, la policía autonómica que fue creada en su día para cuidar al pueblo: Erri-Zaintza. Sin embargo desde sus primeros pasos, los famosos “berrocis”, y la asesoría "técnica" de cuerpos policiales británicos e israelíes, la trayectoria del cuerpo ha estado cubierta de sombras.

Foto: Barakaldodigital

Muertes como las de Juan Calvo, Iñigo Cabacas y Rosa Zarra, torturas y malos tratos denunciados, actuaciones "expeditivas" contra manifestaciones políticas y sindicales, gestos de prepotencia, desprecio al euskara por parte de innumerables agentes, etcétera. La imágenes registradas esta semana en Barakaldo contra una movilización obrera en la que un representante de CCOO, Javier Gómez, fue golpeado brutalmente, rompiéndole el tabique nasal, son una muestra más de lo que afirmamos. No se trata de hechos puntuales, sino de una práctica continuada en el tiempo y que no tiene visos de ser revertida por sus mandos, al contrario, es apoyada sin fisuras. 

2021/01/31

Depresión covid

Cada día que pasa desde el momento en que se desató en Wuhan el covid-19, hace ya más de un año, estoy más convencido de que las autoridades competentes, incluida la OMS, no nos dicen toda la verdad acerca de la pandemia. Es evidente que nos cuentan cosas reales, pero también lo es que no aportan a la opinión pública el cien por cien de las circunstancias que acaecen en esta crisis. Las razones pueden ser varias, pero uno de ellas, seguramente la principal, es que si contaran toda la verdad la mayoría del personal saldría corriendo.

Foto: www.efe.com

Las personas mejor informadas sobre el covid-19 deben saber que se trata de un virus que ha venido para quedarse, que no actúa por olas, sino que lo hace en un ataque continuo, con ciertos altibajos, pero sin dar respiro a hospitales y personal sanitario. Un virus que pone en jaque el sistema de sanidad público de los países en los que funciona y directamente a la población donde la sanidad está privatizada. Un virus que ha logrado condicionar la vida cotidiana de miles de millones de personas durante meses y meses, y todo hace pensar que lo seguirá haciendo a corto plazo.

2020/12/31

El año de la peste

Se nos va por el desagüe este año 2020 de los demonios, este nuevo año de la peste. El año en sí no tiene culpa de nada, por supuesto, pero como licencia literaria cargamos en su espalda las penas que nos ha amargado durante estos doce meses de pandemia, confinamiento y otras miserias humanas. Para mí, en lo personal, 2019 fue aún peor, así que me entran ganas de perdonarle la vida al 2020. Sin embargo, hay que señalar que el sentimiento generalizado de las gentes es que el año ha sido un desastre, especialmente por la explosión de la covid-19, los cientos de miles de muertos, la angustia generalizada, el miedo, en fin, lo que todos hemos vivido en directo.

La Ertzaintza escolta un cargamento de vacunas. Foto: eitb.eus

Como no somos microbiólogos, ni médicos, ni nada parecido, dejaremos en manos de los profesionales las cuestiones relativas a la enfermedad. No obstante, me gustaría hacer algunos apuntes sobre cuestiones derivadas de la propia pandemia. 

2020/12/26

Cerrar página

En el mundo periodístico se habla de cerrar página cuando se entrega una de ellas una vez concluidos todos sus contenidos en forma de textos, fotografías y demás complementos. Pero esa figura de cerrar página puede usarse en muchos otros campos, en la vida misma, en la trayectoria profesional o en la propia política. Hablamos de cerrar página cuando se culmina una etapa, sea fructífera o estéril, y nos disponemos a comenzar otra nueva, de la que no sabemos su desarrollo, ni mucho menos su desenlace.

Josu Urrutikoetxea Bengoetxea. Foto: FOKU/Naiz


Este miércoles naiz.eus ha publicado una larga entrevista con el histórico militante de la organización clandestina ETA [autodisuelta en 2018] Josu Urrutikoetxea Bengoetxea. El título de la entrevista, realizada en euskara, viene a decir: "Hemos cerrado una gran página, pero no es el final de nada". Se refiere, evidentemente, a la trayectoria de Euskadi Ta Askatasuna, entidad política que ejerció la lucha armada, y por ende la violencia, durante buena parte de su historia. Una organización de la que aún hoy en día no es posible hablar con libertad, según afirmó en otra reciente entrevista el abogado Miguel Castells, ante las más que probables actuaciones que pudieran venir desde el actual tribunal de orden público, conocido oficialmente como Audiencia Nacional. 

2020/12/18

El Estado con mayúsculas

La reciente decisión del pleno de la Sala Segunda del Tribunal Supremo (TS) español, presidida por el mediático juez Manuel Marchena, el del juicio al procés, de ordenar repetir el juicio conocido como Bateragune, es la mejor demostración de que el Estado español existe y además debe escribirse con mayúsculas. Cuando las cosas se ponen complicadas, el Estado profundo, el de verdad, no se achica y da la cara, bien sea por su tercio militar, por su tercio judicial o por su tercio de los media, o por los tres a un tiempo, si la ocasión así lo requiere. 

Miren Zabaleta, Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Sonia Jacinto y Arkaitz Rodríguez

Existe una franja de población, mayor de la que se pudiera sospechar, que sigue creyendo que todo esto es una broma de mal gusto, que en realidad es el pueblo el que más ordena, como dicen en Grándola, pero se encuentran terriblemente equivocados. Lo que hace el pueblo de un tiempo a esta parte es obedecer órdenes, que es cosa bien distinta. 

2020/12/06

Constitución y derechos nacionales

Hoy día 6 de diciembre se cumplen 42 años de la aprobación en referéndum del texto de la Constitución española surgida del pacto entre los franquistas "aperturistas" y la oposición civilizada y domesticada que renunció a la ruptura democrática con el régimen de Franco. Yo por aquel entonces tenía veinte años y como la mayoría de edad se situaba en los 21 no pude ejercer el voto, ni abstenerme, simplemente no tuve derecho a dar mi opinión.

Referéndum constitucional de 1978. Foto: rtve.es

Al igual que yo, millones de habitantes del Estado español, por mera razón de edad, no han sido consultados sobre si aprueban o rechazan el texto constitucional. Igual era ya el momento de realizar una nueva consulta y atenerse a las consecuencias derivadas de los resultados, pero esa es ya otra historia. 

2020/12/05

El mito de la transición

Acaba de fallecer ayer en Madrid el periodista y escritor Alfredo Grimaldos. Me entero por el amigo Jon Iñaki. Grimaldos ha sido una persona inquieta, honesta con sus ideas progresistas, que ha escrito algunos libros imprescindibles sobre la transición y las actividades de la CIA en el Estado español. 

2020/11/08

Espíritu comunal

Hace unos días recibí en la oficina la visita inesperada de un viejo compañero de trabajo que se ha pasado los últimos 24 años de su vida entre rejas, lejos de su país. Lo vi sereno, entero, con un espíritu joven pese a todo. Tomando un café con él y otros amigos, me atreví a preguntarle por cómo veía el país un cuarto de siglo después de haber sido apresado y llevado a cárceles lejanas. Más prudente de lo que acostumbraba a ser cuando los dos trabajábamos en Hernani, me reconoció que Euskal Herria estaba distinta, cambiada. No supo aclararme si para bien o para mal, pero yo le leí entre líneas una cierta decepción. 

Le detuvieron en 1996 y ha salido hace una semanas. En este largo periodo de tiempo ha cambiado todo y no ha cambiado nada, según cómo se mire. Está claro que las calles están más tranquilas, que no hay atentados, que la crispación social ha disminuido, que el clima político es más relajado, pero también es cierto que, pese a lo que digan algunos illuminati, no estamos más cerca del ejercicio del derecho de autodeterminación, al contrario, estamos más lejos. Del socialismo, ni hablamos.

2020/11/02

Fatiga social

La pandemia protagonizada por la covid-19 está alimentando día tras día una sensación de agotamiento psíquico del que poca gente es capaz de librarse. Algún amigo utiliza el término depresión social para describir el estado de ánimo que le rodea. Yo voy a ser más comedido y voy a emplear el término fatiga social, que es menos contundente.

Foto: noticiasdegipuzkoa.eus

Las noticias diarias sobre el virus, todas ellas negativas, van horadando nuestra capacidad de resistencia y de resiliencia, nos van apartando de la alegría de vivir para acercarnos a un pesimismo de la inteligencia y de la voluntad, una especie de cataclismo social imparable. 

Las unidades de cuidados intensivos, de las que no se nos facilitan imágenes, son un campo de batalla en las que la ciencia y la medicina intentan derrotar a la enfermedad con variada fortuna. Las residencias de mayores siguen siendo uno de los eslabones débiles de la cadena de cuidados. Sufren por la enfermedad, pero sobre todo sufren por la soledad de unos aislamientos contraproducentes para todo el mundo, pero especialmente para las personas más vulnerables como ellas. Los ambulatorios se han convertido en salas monotemáticas, donde tan solo se atiende a los pacientes con covid, dando a entender que los demás pueden esperar, aunque padezcan dolencias graves. 

2020/10/26

Obedientes

La permanente pandemia en que vivimos desde que arrancó el año está consiguiendo matar a cientos de miles de personas en todo el planeta, arruinar la vida de millones de personas, trastocar las costumbres sociales y lo que es peor, convertirnos en seres humanos obedientes en un grado superior al razonable.

Las autoridades que toman las decisiones sobre nuestras vidas están continuamente ofreciendo datos, haciendo análisis de la situación, errando en sus pronósticos y contemplando una batería de medidas restrictivas de las cuales desconocemos su verdadera eficiencia a la hora de atajar la propagación del virus.

No se trata de negar la existencia del covid-19, como algunos hacen, ni de creer que la tierra es plana, pero que tampoco nos hagan tragar con el misterio de la Santísima Trinidad, porque lo del Espíritu Santo en forma de paloma no cuela. Los portavoces de las distintas administraciones, y no voy a dar nombres, se empeñan en quitar hierro al asunto e insisten en que la curva se está aplanando y que se observan signos de estabilización. Al día siguiente el presidente del Gobierno español anuncia un nuevo Estado de Alarma, en este caso en forma de Toque de Queda, lo que nos trae a la memoria tantos y tantos pronunciamientos militares de otras épocas, todos ellos cruentos. 

2020/10/06

Asintomáticos

La primera pandemia del siglo XXI (habrá más) ha puesto de moda diversos términos poco utilizados hasta el momento. Uno de ellos es asintomático. Dicese de la persona enferma que no presenta síntomas de la enfermedad que padece, aunque sea de manera virtual. Este misterio, aún sin resolver, conlleva el peligro de que un enfermo que no es consciente de su dolencia, transmita el virus de la covid-19 a las personas de su entorno, sin percatarse de ello.

No tema el lector, no voy a tratar del coronavirus y sus derivados, demasiados expertos nos alumbran con su sabiduría sobre el asunto. Lo que voy a hacer es trasladar la idea mágica de lo asintomático a la realidad social y política de Vasconia. 

2020/09/14

Creencias

Estamos atravesando una crisis sistémica producida por un bichito insignificante. Un shock que debería hacernos reflexionar sobre la pequeñez del ser humano en este universo infinito que nos ha tocado en suerte. Somos tan poca cosa que cualquier debilidad nos pone en un serio peligro. Pero de todos modos, seguimos erre que erre, como si nada hubiera sucedido. Continuamos viendo el Tour, las regatas o el partido de fútbol del equipo preferido, como si tal cosa.

Y aunque cada día sabemos algún detalle más sobre la covid19, lo cierto es que es mucho más lo que desconocemos de ella. Apenas si sabemos de su existencia, de su mortalidad y poco más. Los científicos salen todos los días en los medios dando explicaciones, pero en realidad caminan sobre un terreno pantanoso, lleno de trampas, por el que resulta muy difícil avanzar. Todas las esperanzas están puestas en las vacunas, una pócima milagrosa que acabará con el bichito. Pero aunque así sea y resulten efectivas, es muy complicado que lleguen a tiempo para evitar la infección de cientos de miles de personas en todo el planeta.

2020/07/13

Ganó la abstención

Ayer hubo elecciones autonómicas en la CAPV. Los portavoces de las distintas formaciones políticas resuelven el asunto en dos líneas, lamentándose de la baja participación, y acto seguido pasan a valorar los resultados de su partido, que siempre tienen algún aspecto positivo que destacar. El PNV, que ha bajado en votos absolutos (-48.739), ha crecido en escaños. EH Bildu celebra haber subido de votos con tan alta abstención, orillando el que hayan vuelto a quedar segunda, a distancia de los vencedores. El PSE-EE dirá que han subido un escaño, pese a las dificultades. Elkarrekin Podemos, que se han estrellado y se acordarán de Pili Zabala, sostiene que hay base para trabajar. El PP+CS dice que son el aglutinante principal del centro derecha constitucionalista y, por último Vox, que a pesar de que no han tenido libertad para actuar, han logrado un escaño. Todo menos reconocer que de los 1.718.318 votantes inscritos en el censo, un total de 809.990 se quedaron ayer en casa. En la práctica cinco de cada diez votantes decidieron no participar en los comicios.

eitb.eus
Sostiene algún analista que al haberse conseguido superar el listón del 50% de participación, las elecciones se ven legitimadas y los resultados van a misa. Es verdad que los abstencionistas saben perfectamente que su decisión no se va a tener en cuenta en ningún foro. Pero también es cierto que unas elecciones autonómicas en las que casi la mitad de los electores pasan de las mismas y no acuden a los colegios electorales, pueden ser cuestionadas políticamente, aunque legalmente sean impecables de todo punto. 

2020/07/11

Derecho al voto

Afrontamos mañana domingo unas nuevas elecciones en las que está en juego el mantenimiento del sistema  político creado por el PNV, basado en un inasible amor por el país y un evidente cariño al enriquecimiento de propios y allegados. Un sistema en el que se han sucedido sin solución de continuidad innumerables casos de corrupción, de amiguismo, de enchufismo, incluyendo el fraude en las oposiciones a Osakidetza.


Todo esto es ya sabido y huelga repetirlo una y mil veces. Quien mañana vote al PNV, aunque que lo haga con la mejor intención, debe saber que estará contribuyendo al continuismo y apostará por cuatro años de más de lo mismo. Es demoledor, pero todo indica que la mayoría de los votantes arrimará su ascua al calor de Urkullu y los suyos.

2020/06/15

¿Quién protege al señor X?

Este domingo hemos sabido que la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos, CIA, elaboró un informe confidencial en enero de 1984 en el que se afirmaba que "Felipe González ha acordado la creación de un grupo de mercenarios para combatir fuera de la ley a terroristas". La noticia fue adelantada por el diario La Razón, fuente nada sospechosa de enemistad con FG, ni de simpatizar con el independentismo vasco. Lo dirige un tal Francisco Marhuenda y pertenece al grupo Atresmedia, controlado por Planeta.

Felipe González. Foto: Público


El informe parcialmente desclasificado de la CIA viene a confirmar algo que todos sabíamos desde hace muchos años. La guerra sucia del Estado español contra el independentismo vasco discurrió por cauces gubernamentales que se remontan al almirante Luis Carrero Blanco, primer gran muñidor de las cloacas. Luego vendrían, en tiempos de Adolfo Suárez, el BVE y la Triple A, y posteriormente, tras la victoria del PSOE en octubre de 1982, los GAL. 

2020/06/12

Neonormalidad

El lenguaje se adapta como un guante a las situaciones nuevas que se van originando. La palabra desescalada, que no figura en el DRAE, es la mejor demostración de esta tendencia innata a la adaptación que supone, probablemente, la mejor cualidad del ser humano, la que le ha permitido sobrevivir en el Ártico, en la selva amazónica o en el desierto africano. Ahora toca adaptarse a un virus muy contagioso y con un alto índice de letalidad, al que se le ha puesto el nombre de Covid19. 

Neonormalidad en Metro Bilbao. deia.eus
Existe un debate de fondo sobre si la crisis apocalíptica que estamos apenas superando nos va a cambiar, si cabe la posibilidad de que nos haga mejores personas. La actriz Rosa María Sardá, en una de sus últimas apariciones públicas antes de fallecer por un cáncer linfático, lo tenía claro. No vamos a ser mejores, la riqueza se acumula cada vez en menos manos, la mayoría de la gente sufre de la injusticia social, este mundo tiene mal arreglo. ¿Seremos mejores?, le pregunta el periodista. "No, lo siento. No saldremos mejores. Seguirán vendiendo armas, seguirá existiendo la explotación del hombre por el hombre. Seguiremos recibiendo pateras de gente que no quiere nadie. Seguirán existiendo los campos de refugiados. Seguiremos exactamente igual".
Estoy, en lo sustancial, de acuerdo con Rosa María, a la que deseo que la tierra le sea leve. Por lo menos ella pasó por la vida haciéndonos reír, que no es poca cosa.

2020/05/10

Vergüenza

La brutal crisis desatada por la pandemia originada por el llamado Covid19 nos ha desbordado a todos. Lo inesperado ha invadido nuestra vida cotidiana, mutando nuestro modo de vida y obligándonos a estar encerrados en casa durante semanas. Las consecuencias están por ver, aunque algunas son ya evidentes. Cambios en nuestro comportamiento social y, sobre todo, una nueva crisis económica que todo hace pensar que será catastrófica en la vida de cientos de miles de personas.



Sin embargo, dado que soy profano en la materia, me conformo con escuchar las opiniones de los expertos, guardándome la mía para mi entorno más cercano. En estos tiempos líquidos todo el mundo parece entender de todo, lo que es imposible, lo que facilita la emisión de muchas opiniones instrumentalizadas y alejadas de la realidad científica. 

2020/03/02

Deshechos SA

A día de hoy, 2 de marzo de 2020, seguimos conmocionados por el derrumbe del vertedero de Eitzaga en Zaldibar (Bizkaia). Lo ocurrido en ese lugar, que linda con la autopista AP-8 y la carretera N-634, puede ser considerado como una tragedia nacional. Tanto por la desaparición y segura muerte de dos de las personas que trabajaban en las instalaciones a las cuatro de la tarde del 6 de febrero, como por la contaminación generada en el aire, la tierra y los cursos fluviales de la zona, como por la triste comprobación in situ de que el sistema económico en el que nos movemos es insostenible.

Trabajos en el vertedero de Zaldibar. Foto: Argia
Desde el recuerdo para Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán y el cariño para sus familias y amigos, es momento de reflexionar más allá de esos tristes acontecimiento y realizar un enfoque más general del asunto. La sucesión de noticias demuestra que el vertedero gestionado por la empresa Verter Recycling 2002 SL estaba a punto de colmatarse. Le quedaban, como mucho, dos o tres años de vida, al ritmo de funcionamiento que había llevado en los últimos años. El consejero del ramo, señor Arriola, así lo reconoció en su comparecencia en el Parlamento Vasco. Se constata también que no hay una alternativa viable a corto plazo para depositar los residuos industriales que se venían acumulando hasta ahora en Zaldibar. La red de vertederos disponibles es la que es, y en su inmensa mayoría están preparados para recibir residuos urbanos, pero no para acumular residuos industriales. 

2020/02/07

Zaldibar como metáfora

El derrumbe del vertedero de Zaldibar no ha sido un accidente, sino que es el fiel reflejo del modelo económico depredador que padecemos en el planeta. Un modelo basado en gran medida en la generación de residuos que es preciso esconder, aunque sea al mismo lado de una autopista como la AP8. La desgracia que ha sepultado a dos trabajadores de la empresa que gestionaba el vertedero saca a la luz el abanico de miserias en que se sustenta el capitalismo neoliberal que nos toca aguantar.


Vertedero de Zaldibar. Foto: dotb.eus
Podríamos comenzar a desgranar una larga lista de preguntas, pero nadie las va a responder, por lo menos nadie que guarde una mínima responsabilidad en lo ocurrido. El Ayuntamiento de Zaldibar, la Diputación de Bizkaia y el Gobierno de la CAPV deberán realizar los correspondientes descargos, pero ya será tarde. Demasiado tarde para las vidas truncadas de los dos operarios sepultados bajo toneladas de escombros.

Y habrá que decir que podía haber sido mucho peor si la avenida coincide con el paso de uno o varios vehículos, con el consiguiente resultado catastrófico. En ese sentido conviene cuestionar la propia ubicación del vertedero, junto a la autopista. Si la instalación de un vertedero de escombros inertes es polémica en cualquier lugar, mucho más debiera serlo si se ubica junto a una vía de comunicación como la AP8. Vecinos de la zona han denunciado el continuo tráfico de camiones con vertidos, incluso en sábados y domingos, en una procesión por acoger escombros a cambio de un precio que ha acabado por colapsar la instalación.

2020/01/16

Izquierda punitiva

Tras darle unas cuantas vueltas, me he animado a escribir sobre un tema resbaladizo, de los que no conviene tratar para evitarte disgustos, pero que está ahí, delante de nuestras narices. Y algún día había que abordarlo. Se trata, como se pueden imaginar por el título, de la tendencia que se viene dando últimamente entre ciertos sectores de la izquierda y también del feminismo, de apuntarse a la vía punitiva, del castigo para ser claros, como solución a delitos muy graves como la violación o el homicidio machista. 

Voces que argumentando que son delitos horribles, que lo son, proponen aumentar las penas, convirtiendo el castigo en una especie de venganza social contra quienes perpetran tales atrocidades. Es una corriente que está ahí, que se escucha en la calle, y con la que no me identifico en absoluto. 

2020/01/01

Año nuevo en el blog

Hemos dejado atrás 2019 y nos adentramos, con paso aún sigiloso, en 2020, un año que en su misma cifra se anula. Nos hemos quedado sin hacer un resumen del año finiquitado, como acostumbran a hacer los diarios de postín, pero resumiremos diciendo que en lo general aportó poco y en lo personal fue manifiestamente mejorable.

Mi andadura en internet como bloguero, remedo de la que tuve en el ciclismo como globero, arrancó en septiembre de 2006 con este mismo blog, Azogeak. Luego, entre otros proyectos mantuve Xerka y Aukeran, nahiago ez, el uno dedicado a la documentación y el otro a la literatura y los libros, una de mis mayores aficiones. Además mantengo mi cuenta en Twitter, @JoxerraBustillo y Facebook, y acabo de abrir recientemente otra en Instagram. Creo que ya es suficiente presencia, tras haber cerrado otras que no viene a cuento detallar.