2018/05/20

Lecturas provechosas: La guerra del 58



Arrinconado en su día el blog que mantenía sobre lecturas y cultura, intentaré a partir de ahora salpicar mis azogues con pequeñas reseñas de libros que puedan ser de interés para el lector de esta bitácora. 

De preámbulos y rodeos

Preámbulo: 2. m. Rodeo o digresión antes de entrar en materia o de empezar a decir claramente algo. [DLE]


Sigue la cosa encendida en Catalunya, con un President sin Govern, y sigue la cosa templada en Euskal Herria, con tres lehendakaris, a falta de uno, que no se llevan demasiado por cierto. Y mientras la batalla en la Comunidad Foral se libra en torno a la lengua, en la llamada CAPV la discusión se centra en torno al borrador del preámbulo de texto base del futuro Nuevo Estatus (léase Estatuto) a negociar entre las cinco fuerzas políticas presentes en el hemiciclo, a la espera de la próxima llegada de Vox, quiero decir Herritarrok-Ciudadanos y olé.


Reunión de la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco. Foto: EiTB.eus


Resulta que sobre ese borrador del preámbulo parecen existir grandes coincidencias entre EAJ y EH Bildu, no tanto entre los demás partidos. Elkarrekin Podemos acaba de desmarcarse de un principio de entendimiento, porque teme que el PSE-EE le acuse de aproximación al nacionalismo (vasco). Lo cierto es que el acuerdo se antoja difícil, porque el PSE no quiere bajarse, como tampoco en Catalunya, de su acérrima defensa de la unidad española. Del PP ni comentamos.

2018/04/28

Enaltecimiento de la violación

En los últimos tiempos se ha hablado mucho sobre el enaltecimiento del terrorismo. Más incluso que cuando la organización clandestina ETA practicaba la violencia. Son las contradicciones de vivir en un Estado con una democracia de baja intensidad, por no decir cosas peores. 


Pero no voy a escribir sobre el enaltecimiento de la violencia, no tengo ninguna gana de que me persigan por defender la revolución rusa o la cubana, tan violentas ellas, o la portuguesa, en la que apenas hubo actos violentos, más allá de la difusión por la radio de una canción prohibida, Grândola, vila morena, y unos pocos tanques por las calles de Lisboa. Voy a hablar de otro enaltecimiento, el de la violación, a cuenta de la sentencia de la Audiencia de Iruñea sobre la violación múltiple a una mujer de 18 años en los Sanfermines de 2016.

2018/04/17

Hay futuro

Por circunstancias que no vienen al caso, la pasada semana asistí a un encuentro en el que estuve rodeado de jóvenes, tantos estudiantes como trabajadoras. Un encuentro en el que con la disculpa de abordar las últimas décadas de la historia del movimiento obrero en Euskal Herria, debatimos sobre la situación social y laboral, sobre el presente y el futuro del sindicalismo, del socialismo y de la revolución.

Uno que ya no es tan joven suele tener el defecto del pesimismo, eso que dicen que practicamos los realistas bien informados. Observas el panorama actual del país y percibes una notable falta de punch en las reivindicaciones de clase, en las luchas de las trabajadoras. Pero resulta que no estás tan bien informado cómo pensabas, que hay actividad social, que hay sindicalismo de base, que hay grupos de autodefensa obrera en algunas ciudades, que hay jóvenes dispuestos a coger el testigo y seguir avanzando en la gran carrera hacia la liberación social de este pueblo. 

2018/04/02

Un laberinto sin salida


Lecturas vasco-catalanas (2)

Recién pasado otro Aberri Eguna más, sin mayores novedades, me pongo a la tarea de sacar alguna nueva lección de lo que está aconteciendo en Catalunya en estos últimos tiempos. A decir verdad, el laboratorio catalán nos sirve como campo de experimentación de posibles estrategias a desplegar en Euskal Herria.

Se trataría, en cualquier caso, de superar el actual marco autonómico vigente, alcanzando un mayor grado de soberanía, que pudiese dar lugar, en su programa máximo, a la instauración de una República Catalana independiente. Todo ello circulando por vías exclusivamente pacificas y democráticas, condición esta última que desde Madrid (Gobierno y Tribunal Supremo) se quiere poner en cuestión. De seguro que desde Madrid amplificarán los casos de violencia de baja intensidad hasta convertirlos en casus belli.

2018/03/18

Dinámicas nacionales

En las últimas semanas hemos asistido a amplias movilizaciones de diferente signo, pero en el fondo complementarias, en las que la lucha feminista y la lucha social por un sistema público de pensiones se han sucedido sin solución de continuidad. Como por ensalmo la calle ha vuelto a cobrar protagonismo y los políticos, una vez más, han tenido que ir a remolque de los acontecimientos. Es llamativo el caso del Gobierno español, que se ha desdicho de todos los anatemas lanzados previamente contra la movilización de las mujeres.


Protesta Iruñean. Jagoba Manterola - Foku
No voy a tratar hoy, porque no toca, ni de la lucha feminista, cuyo salto cualitativo ha sido exponencial el 8 de marzo, ni tampoco de la ejemplar lucha de los pensionistas, sino de un asunto tangencial a ambos asuntos. En ambos se da un desarrollo de lucha social específica, con objetivos concretos a corto y medio plazo, que ha tenido la virtualidad de unir a millones de personas en una misma dirección. 

2018/02/24

Vieja política

Dos situaciones paralelas en el tiempo me han llevado a escribir este apunte. Por un lado las interminables negociaciones en Catalunya y Bélgica para intentar conformar un Govern que deje a un lado la vigencia del artículo 155. Por otra el anuncio de que las ciudadanas de la CAPV podrán enviar sus reflexiones a la ponencia parlamentaria sobre el nuevo estatus. 

Nada tienen que ver las dos cuestiones, pero detrás de ambas subyace un grave problema que aqueja a la inmensa mayoría de los sistemas autodenominados democráticos, las democracias formales occidentales. El problema es la falta de participación política de la ciudadanía más allá de emitir el voto (o abstenerse) cuando se convocan elecciones de diverso calado.

2018/02/11

¿Quién ejerce el derecho a decidir?

La situación política vasca, referida a Euskal Herria, no a la reducida CAPV, se puede considerar que se encuentra en fase de reseteado a distintas velocidades y con distintos objetivos. Tenemos un país demediado en tres partes, es lo que hay, y hasta ahora, después de 40 años de postfranquismo, no hemos sabido avanzar en una necesaria confluencia amancomunada, que no unitarista.

Foto: eitb.eus
En Vascongadas andamos a vueltas con el nuevo estatus, o sea, la nueva adaptación legal y jurídica, para sentirnos cómodos en el Reino de España, sin rupturas ni escándalos al estilo catalán. El acuerdo no es imposible, pero sí difícil, ya que sería un error dejar de lado al PSE en un paso de tal calibre, según dicen. Por lo tanto, la posible entente entre PNV, Bildu y Podemos se antoja como necesaria, pero no suficiente.

2018/01/14

Realismo

El término realismo tiene mala prensa en la izquierda. Se asocia con mucha facilidad a cesión, a renuncia a los objetivos máximos, en fin, a una adaptación a la situación, dejando a un lado aventuras. Pero no siempre tiene que ser así. A veces, en determinadas situaciones, una cierta dosis de realismo puede ayudar a situar el problema en los justos términos y a poner las bases para lograr superarlo.

En el caso de Catalunya ha sido ERC quien ha solicitado a Carles Puigdemont y a su coalición una dosis de realismo, al igual que lo ha hecho el ex president Artur Mas. Y ciertamente estimo que algo de razón llevan cuando lo solicitan, porque el desfile de líderes independentistas ante el Tribunal Supremo está deparando innumerales sorpresas, como la renuncia general a la unilateralidad, concepto indiscutible hace pocos meses entre los protagonistas del procés. 

2017/12/25

La martingala era esto

Se nos ha insistido desde diversas tribunas mediáticas y universitarias en la existencia de una realidad oculta en Catalunya, que se ha demostrado falsa tras los últimos comicios. La cosa iba de que existía una supuesta mayoría silenciosa que no iba a votar por desapego o desidia. Una mayoría integrada mayoritariamente por personas contrarias al proceso soberanista. Ha aumentado la participación hasta techos históricos, un 82% del censo, y esa supuesta masa de carácter unionista no ha asomado, y si lo ha hecho, ha sido en mucho menor porcentaje del que aseguraban quienes argumentaban la martingala.


La realidad es que a mayor participación ciudadana, todas las propuestas vienen a estar representadas entre los votantes que habitualmente no acuden a su colegio electoral. Con ello, la estrategia marcada desde Moncloa, basada en la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la convocatoria inmediata de elecciones y la movilización intensa del sector de la población catalana contrario a la independencia, ha cosechado un rotundo fracaso. Esto no quiere decir que las cosas estén ahora más fáciles para el proyecto soberanista, al contrario, yo diría que están más complicadas que en octubre. 

2017/12/18

El espejo de Madrid

Es tema delicado el que voy a tratar en esta columna durrutiana de finales de 2017. Y lo es porque afecta a la sensibilidad de las personas, al orgullo por su trabajo, al reconocimiento ajeno de los valores propios. En fin, al ego que todos atesoramos, aunque sea de forma inconsciente. 

Resulta que en nuestra república del Adur y del Ebro, amén del Bidasoa, sentimos un recelo enfermizo a lo español (y francés), en un ejercicio de autoafirmación digno de mejor causa. Basar el carácter propio en el rechazo al vecino puede ser efectivo en términos políticos, pero es un disparate en términos sociales y culturales. Hasta en los países más odiados existen cosas interesantes a admirar y, en su caso, copiar, incluso en Corea del Norte. Por lo tanto en España y en Francia también. 

2017/12/02

Cambio de época

La despedida del partido Aralar, tan discreta, en una fría mañana de sábado, confirma mi percepción de que nos encontramos, casi sin saberlo, ante un cambio de época, y que tal vez nos debamos enfrentar pronto a un verdadero cambio de paradigma en lo que se refiere a la propia conciencia colectiva de la existencia de una nación llamada Euskal Herria/Vasconia en el suroeste de Europa, bañada por lo que se viene a llamar Bay of Biscay


Manifestación en París contra el Proceso de Burgos. Foto: Fondo La Gaceta del Norte

Seguramente los lectores de mi quinta, la del 58, así como los de las inmediatamente anteriores y posteriores, entenderán muy bien de lo que voy a hablar. Los más jóvenes intentarán acercarse al discurso, pero dudo de que logren apreciarlo en sus verdaderos términos.

2017/11/28

Anomalía

A Belen González Peñalba, in memoriam
 

Un mediático diputado republicano catalán ha puesto de moda el término anomalía. Lo utiliza para describir el procés, pero yo lo voy a emplear en otros menesteres. La anomalía es una desviación o discrepancia de una regla o de un uso, pero también un defecto de forma o de funcionamiento. Ahí estamos.

La situación creada ante el juicio a cinco presuntos violadores en Iruñea ha traído consigo una grave anomalía. La pretensión de abogados de la defensa y algunos medios de poner en cuestión la actitud de la víctima, que no solo tiene que ser decente y no promiscua, sino que encima debe de comportarse como una heroína de los tebeos de la Marvel. Parece increíble que a estas alturas del siglo XXI se puedan plantear esquemas de pensamiento tan machistas, tan degradantes, tan impresentables. En vez de poner en cuestión el comportamiento de una banda de presuntos abusones sexuales, que al parecer ya habían protagonizado hazañas semejantes en otras ocasiones, se cuestiona a la víctima, qué casualidad, una mujer joven, de 18 años.

2017/11/12

Sin violencia todo no es posible

Durante años y años hemos escuchado argumentos del estilo "Sin violencia, todo es posible en democracia". De tanto oírlos, incluso algunos acabaron por creérselos. Ahora se demuestra, con el último desenlace del procés catalán, que eran absolutamente falaces. Medio Govern entre rejas, el otro medio en el exilio y los principales líderes sociales soberanistas encarcelados. Otra vez presos políticos, otra vez exiliados.


Oriol Junqueras, a la derecha, camino de la Audiencia Nacional.

No debemos extrañarnos. En el debate político es corriente la utilización de argumentos falaces para intentar atacar la posición del adversario y/o enemigo. Pero que sea corriente no quiere decir que sea correcto. El argumentario que ha venido utilizándose desde posturas nacionalistas, socialistas o simplemente autonomistas, carecía de rigor político. Sin violencia eran posibles ciertas cosas, pero otras no lo eran, ni lo van a ser en el futuro, como es el caso de la segregación de una parte del territorio español del resto del mismo. La unidad del Reino de España no está en discusión.

2017/10/29

Lecturas vasco-catalanas

Hace 30 años, cuando el procés vasco se encontraba en su periodo álgido, nadie se acordaba de la situación de Catalunya. Es más, desde Euskal Herria se llegaba a minusvalorar lo que allí acontecía, debido fundamentalmente al pactismo protagonizado por el honorable Jordi Pujol. Ahora, en cambio, la vicisitudes del procés catalán tienden a llenar el vacío de la falta de proceso en Euskal Herria, al menos a primera vista.

Ni lo de hace 30 años estaba bien, ni es sostenible la actual Catalunya-dependencia. Todo debe ir en su justo término, porque de lo contrario podemos confundir muy fácilmente deseos con realidad. Doy por sentado que quien esto lee está informado de lo que ocurre en la conurbación barcelonesa, así que no insistiré en ello. Tan solo decir que el bloque soberanista, con sus contradicciones, ha ido bastante más lejos de lo que uno presumía. Tal vez al final se han dejado llevar más por el corazón que por la razón y han dejado el timón a Madrid, cuando pudieron seguir al mando unos meses más. En fin, habrá opiniones para todos los gustos sobre ello.


Lo que quisiera comentar son algunas notables diferencias entre Catalunya y Euskal Herria, diferencias que conviene tener en cuenta a la hora de analizar la situación de allí y de aquí. 

2017/10/19

La clave está en el 5, no en el 155

El género humano se caracteriza, entre otras cosas, por querer hacer complicado lo simple. Nos debe gustar acumular dificultades, una encima de la otra, hasta convertir un problema fácil de resolver en un primer momento, en un jeroglífico indescifrable. Pese a que nos aproximamos al punto de saturación en el asunto de Catalunya, vuelvo en forma breve al mismo. Ya sé que por aquí se ha hablado de una chocante Republica Confederal de Euskal Herria (sic), pero tiempo habrá de hincarle el diente a esa novedosa pieza de ingeniería política.

Llevamos tiempo oyendo la matraca del artículo 155, un texto que por mucho que los expertos constitucionalistas lo afirmen, ni por lo más remoto estaba pensado para ser aplicado en conflictos como el que se vive ahora entre el Reino de España y Catalunya. Todo el santo día escuchamos pronunciamientos a favor y en contra de su aplicación. Y lo peor es que nadie sabe muy bien lo que puede llegar a ocurrir, porque hasta este momento nunca se ha utilizado

2017/10/07

La lucha de clases en Catalunya

Confieso que nunca esperé que el bloque soberanista hubiese llegado tan lejos en su empeño por librarse de la influencia de Madrid en Catalunya. Siempre creí que una coalición de fuerzas heterogéneas, desde el Partit Demòcrata hasta la CUP, pasando por Esquerra Republicana y las asociaciones cívicas y culturales, no iba a dar tanto de sí, ni que el señor Puigdemont, heredero imprevisto del legado de Artur Mas, fuera capaz de mantener el pulso durante tanto tiempo. 



Ya dejé escrito en el anterior comentario que mi coincidencia con la estrategia del citado bloque no es unánime, que estimo que hay cuestiones que no se han llevado bien y que ahora, tras el referéndum semiabortado del uno de octubre, se empiezan a ver con mayor nitidez. Tengo serias dudas de que la vía unilateral traiga los frutos apetecidos y entiendo que basar una Declaración Unilateral de Independencia (DUI) en los resultados de una consulta en la que no ha participado ni siquiera el 50% del censo total de catalanes sea un acierto. Es verdad que la intervención policial impidió que la participación fuese mayor, pero hay que reconocer que los resultados no son los satisfactorios que debieran ser, pese a ese 90% de síes en las urnas.

2017/09/20

People have the power

Pese a mi inequívoca animadversión a los anglicismos superfluos, llevó al titular de este apunte el título de una canción de Patti Smith que podría ser un himno de la nueva izquierda revolucionaria. El problema es que lo único que tenemos es el himno, nos falta casi todo lo demás. Pero no voy a tratar del futuro de esa izquierda transformadora, sino del peliagudo asunto catalán. 
www.lavanguardia.com

Estaba esperando que se fuese aclarando el panorama para ir sacando conclusiones. La operación que ha detenido a 14 altos cargos del Govern hace que las cosas estén ya suficientemente decantadas. Nos encontramos ante el mayor desafío a la unidad del Reino de España de las últimas décadas, así de claro, y por tanto el Estado español, que no es un estado fallido ni una tómbola, va tomando medidas en la línea habitual. No sé si llegarán a sacar los tanques por la Diagonal, pero tienen la ley de su parte. La constitución del 78 consagra al Ejército como garante de la unidad nacional española y por tanto Rajoy puede hacer uso de los militares en caso de necesidad. 

2017/08/31

Estado de ilusión e ilusión de Estado

Puede que sea un juego de palabras tonto, pero detrás del título se esconden dos líneas de pensamiento del soberanismo que pretendo comentar. El estado de ilusión se refiere a la extendida costumbre nacional de tomar la temperatura política al país en términos de ilusión, como si se tratase de evaluar las posibilidades de que algún equipo de fútbol vasco logre conquistar de nuevo la Liga española. La ilusión de Estado se refiere a ese latiguillo que tanto se difunde últimamente argumentando que la única solución al problema nacional pasa por un Estado vasco. Se entiende que soberano.



Pulsar el estado de ilusión del país es un ejercicio tan esotérico como adivinar el grado de acidez de la próxima cosecha de sidra. Depende con quién hables, con quién te muevas, a qué lugares y actos asistas, el grado de ilusión variará de forma considerable. Si hablamos de picos de ilusión, podemos remontarnos a los años 76/77, en los que se desató una ilusión colectiva desbordante tras la desaparición, de forma natural, del Dictador. Una ilusión que a algunos hacía presagiar que nos encontrábamos en la víspera de la toma del Palacio de Invierno, pero que con el paso del tiempo, tal vez por el nombre del dichoso palacio, nos empezó a dejar un tanto fríos. 

2017/08/22

Abatir

AVISO A NAVEGANTES: Condeno, rechazo, repudio y maldigo a todos aquellos sujetos que acaban con la vida de personas inocentes en un acto de nihilismo yihadista. Quienes así obran pierden cualquier atisbo de razón política o religiosa para defender sus argumentos, si es que poseen alguno, que lo dudo. Así mismo condeno, rechazo, repudio y maldigo a todos los ejércitos que por tierra. mar o aire bombardean o ametrallan personas civiles en cualquier parte del mundo, especialmente en Oriente Medio, repitiendo los horrorosos crímenes de Gernika, Dresde, Belgrado o Sarajevo. Y por último, condeno, rechazo, repudio y maldigo a todos y cada uno de los Gobiernos, empresas e instituciones que de una u otra forma financian a los grupos yihadistas, llámense Arabia Saudita, Qatar, emiratos del Golfo o Estados Unidos de América (o tienen negocios millonarios con ellos).


Operativo de los Mossos en Subirats. www.efe.com

Tras esta obligada introducción para evitar malentendidos, entro en el tema que me ha inspirado este artículo, la proliferación de la utilización en los medios de comunicación del término abatir para describir el acto por el que un miembro de las fuerzas policiales acaba con la vida de un activista, en este caso de un yihadista. No me gusta el término terrorista, pero si lo prefieren puedo llegar a usarlo.