2016/11/24

Una habitación sin vistas

Probablemente el guion lo escribieron en las urnas los ciudadanos de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa el pasado 25 de septiembre, pero resulta tan plano, tan previsible, que dan ganas de apagar el televisor y ponerse a leer a Melville o a Sholojov. Moby Dick o El Don apacible pueden resultar lecturas muy provechosas cuando el debate de las rotondas encalla en el vaso de agua recién cambiado al señor Egibar. 


El guionista podía haberse saltado el debate que ha conducido a la proclamación de Iñigo Urkullu como lehendakari. Todo el mundo sabía lo que iba a ocurrir -no estamos en la Trump Tower esa- y nos habríamos ahorrado un rato de nuestro valioso tiempo. Es verdad que la entrada en liza de una mujer de la televisión, como Maddalen Iriarte, aporta frescura y ritmo a la ceremonia, pero poco más. Ni siquiera las chicas y chicos de Elkarrekin Podemos se han atrevido a otorgar su voto a la candidata y darle algo de nervio al asunto.

2016/11/21

30 urte Josebaren argazki barik



Joseba Sarrionandia La Habanan. Jose Goitia argazkia
Joseba Sarrionandia ez da idazle bat soilik, beste gauza bat da Euskal Herriko jende askorentzat: ikono miragarri bat. Nire kasuan ez naiz aditua euskal literaturan, baina miresten dut idazlea, eta batez ere pertsona. Zoritxarrez 30 urte pasa dira Josebaren argazki barik, nolabait Joseba barik.

Deblauki bere aurpegi berria, zaharragoa noski, azaldu da egunkarietan eta 30 urte horiek azkar-azkar pasatu dira gure begien aurretik, ia-ia konturatu gabe. Baina kontua ez da horrela. Argazkiekin edo argazki barik, Sarrionandia hor izan da bolada luze honetan, lan eta lan, bere testuetan, bere pentsamenduan, oso hurbil, Iurretako kale batean, Euskal Herriko kale handi batean, gurekin.

Orain dela bost urte Josebaren itzuleraren inguruan idatzi nuen poema xume bat gaztelaniaz, nire amaren hizkuntzan. Beste nahasmen bat. Uste dut gaur dela une aproposa argitaratzeko:

2016/11/17

De la normalidad y sus derivados

Después de diez años se han reunido de forma oficial, con fotógrafos y cámaras de televisión presentes, sendas representaciones del PSE-EE y de EH Bildu. En principio, una reunión de este tipo ni tan siquiera tenía que ser noticia, por tratarse de algo habitual en una democracia. Sin embargo lo es, ya que diez años sin reuniones es mucho, aunque es cierto que contactos discretos si que ha habido en este tiempo, en especial de la mano del ex presidente del Partido Socialista de Euskadi Jesús Egiguren.

Reunión PSE-EE-EH Bildu en Bilbao.
Que sea noticia, que lo recogan los medios, es señal de la falta de normalidad que vivimos en nuestro país, léase Euskal Herria. Pero hay que decir, al mismo tiempo, que hablar de normalidad resulta ciertamente arriesgado, e incluso contradictorio. ¿En qué consiste la normalidad? Define el DRAE el término normalidad del siguiente modo: "Cualidad o condición de normal" y ésta última palabra, en su primera acepción, "Dicho de una cosa, que se halla en su estado natural". Perfecto.

Ahora se preguntarán ustedes cúal es ese estado natural de las cosas y entonces podemos empezar a escribir un voluminoso libro de mil páginas sin hallar la respuesta adecuada. ¿Es el estado natural de las cosas que en nuestro país exista una presencia policial tan desmesurada? ¿Es el estado natural de las cosas lo sucedido en Altsasu? ¿Es el estado natural de las cosas que el servicio de Cercanías de Bilbao o Donostia siga siendo gestionado por Renfe? ¿Que el llamado Estatuto de Gernika siga incompleto casi 40 años después de su aprobación? ¿Que sigan habiendo centenares de presos a cientos de kilómetros de sus familias? ¿Que sigan habiendo presos? 

2016/11/10

Defensa del común

¿Nos encontramos ante el fin de las ideologías como han pregonado durante estos años algunos intelectuales modernos? ¿O asistimos al definitivo desplome de la izquierda política, como alternativa al capitalismo liberal dominante? ¿Las dos cosas a la vez? Da la impresión de que la batalla de las ideas, incluso la del lenguaje, están siendo perdidas por las fuerzas que, al menos en teoría, intentan cambiar el estatus quo. No obstante alguna esperanza queda tras leer el reciente artículo del secretario general del sindicato ELA, Txiki Muñoz.

La izquierda, en su afán por ocupar espacios limítrofes con la derecha, puede acabar sustituyendo a ésta, pero haciendo idénticas políticas. Entonces, ¿para que se necesita realizar ese viaje? Una izquierda timorata, sin agenda social, incapaz de marcar una estrategia decidida hacia la hegemonía cultural y social no tiene sentido.

2016/10/26

Espejismos

Escribió en su día un libro memorable el poeta sevillano Luis Cernuda. Su título, La realidad y el deseo, lo dice todo. Pero no voy a hablar hoy de poesía, que más quisiera, sino de política. Han pasado cinco años desde que la organización clandestina ETA anunció el cese de su actividad armada. Han pasado muchas cosas en este lustro, pero pocas de las que se apuntaban en Aiete. Sin embargo, pocos parecen atreverse a reconocerlo. El lenguaje políticamente correcto lo envuelve todo, lo enmascara. Y mientras no hablemos de la realidad pura y dura, alejada por cierto de nuestro deseo, seremos incapaces de avanzar.

2016/10/02

Doble derivada

Las pasadas elecciones autonómicas no depararon grandes sorpresas, como señalamos en el anterior azogue. Ahora bien, estos últimos días se han dado algunos hechos relacionados con las mismas que conviene apuntar. Por un lado, el recuento definitivo de votos y escaños ha otorgado un asiento más a EH Bildu, restándoselo al PNV, que pierde así la posibilidad de alcanzar la mayoría absoluta con acuerdos con el PSE-EE o PP, ambos grupos con 9 parlamentarios. No es un vuelco electoral, ni mucho menos, pero viene a suponer una dificultad añadida a los jelkides.


Mendia y López en el cafarnaún de Ferraz.
La otra gran cuestión derivada, en cierta medida, de los comicios, es la grave crisis en la que se encuentra el PSOE. Crisis que ha estallado precisamente tras el batacazo sufrido por la candidatura de Idoia Mendia a la lehendakaritza, sumado al mal resultado cosechado en las elecciones de Galiza. Pedro Sánchez, el hasta ahora gran aliado en Madrid del PSE-EE, ha tirado la toalla y además el partido de Mendia se queda sin representación en la nueva Gestora socialista que preside el asturiano Javier Fernández. Malas noticias para la dirigente vasca y su agrupación, pero también, de forma indirecta, para el PNV.

Urnas sin grandes sorpresas

Los resultados de las pasadas elecciones autonómicas no han sorprendido a casi nadie. Esta vez las encuestas no se han alejado mucho de las urnas y por lo tanto no ha habido lugar a sorpresas. Que el PNV gane las elecciones en la CAPV no es noticia. Lo sería que consiguiese la mayoría absoluta, pero tranquilos, que todo llegará.

La gran novedad es la entrada en el hemiciclo de Elkarrekin Podemos, si bien no con la fuerza que le vaticinaban las encuestas y con muchos menos votos que los obtenidos el pasado junio en los comicios estatales. Su campaña no ha sido buena y su candidata no ha conseguido asentarse, ni atraer votos ajenos, como parecía vislumbrarse de su designación. EH Bildu ha logrado algo más que salvar los muebles, quedando en segundo lugar, pero a considerable distancia del PNV (175.000 papeletas). Ha recuperado el pulso, que no es poco tras los anteriores tropiezos, pero su aspiración de convertirse en fuerza política central está muy lejos de cumplirse, incluso más alejada que en 2012. Tendrá que espabilar si quiere seguir siendo una pieza determinante en el tablero político vasco.

2016/09/20

Votar o no votar

Elecciones municipales y forales, estatales (dos veces), autonómicas... El carrusel parece imparable, el hastío crece por momentos, pero al final muchos nos acercamos al colegio electoral, con más pena que gloria, y depositamos la papeleta de nuestra preferencia en la urna. Viene esta reflexión a cuento de una conversación con un viejo revolucionario, un tanto desencantado, que hace unos días me comentó la conveniencia de empezar a debatir la legitimidad política del no voto, de quedarse en casa el día de autos.

www.eitb.eus
Uno, que bebe en la tradición ideológica libertaria, tiene querencia por el boicot a los procesos electorales, pero al final suele pesar más en la decisión final la utilidad de emitir el voto y sumar granos al granero más cercano a sus expectativas vitales. Al fin y a la postre, la misma CNT favoreció en febrero de 1936 el voto a un Frente Popular en el que no figuraba como tal organización, pero que incluía en su programa una amnistía general. Tenía muchos presos la CNT y por facilitar su salida de las prisiones dejó a un lado su purismo abstencionista y se mojó.

2016/09/08

Diez años de azogues

Hoy 8 de septiembre se cumplen diez años de la publicación de mi primer artículo en este blog. Todo empezó como un juego, arrastrado por una moda incipiente en ese momento. Con el paso del tiempo se convirtió en una especie de obligación con mis lectores, un puñado de personas que fueron transformándose en cientos. Si tuviera un solo lector ya merecería la pena.

www.otsagabia.net
Releyendo mi primer post, debo reconocer que me salió un tanto poético, con cita incluida a Robert Walser, un maravilloso escritor que me sigue deslumbrando en cada uno de sus textos. La realidad cercana, no obstante, no es tan poética y los caminos que nos vemos obligados a recorrer son cada vez más siniestros. El país en el que vivimos no acaba de conformarse, sino que sigue debatiéndose en una indefinición perpetua. Ni tan siquiera nos hemos puesto de acuerdo en un nombre para denominarlo. La injusticia social, la pobreza, aumentan. El momento de ver una sociedad sin explotación se aleja. 

2016/08/21

Pisadas soberanas

Nos encontramos en un parque urbano de cualquier ciudad del país. Queremos ir desde la orilla del estanque de los patos hasta el kiosco de la música. Para ello atravesamos el césped por un caminito de deseo tejido por las pisadas de miles de personas que anteriormente han decidido, de forma inconsciente, que ese es el recorrido adecuado. Alguna mente alienada que observa la escena está pensando en el porqué de ese comportamiento extravagante. No entiende que la gente abandone los caminos pavimentados por el Ayuntamiento y se dedique a estropear el césped trazando sobre él una senda que desafía el diseño original del parque.

Los pobres de espíritu se quedan con esa conclusión y se sienten tentados de acudir ante alguna autoridad gubernativa para denunciar un comportamiento que estiman fuera de lugar. No se detienen un minuto a pensar que tal vez quien está equivocado es el diseñador de los caminos del parque, que no ha acertado a vislumbrar cuál es el recorrido más indicado para unir el estanque con el kiosco. Porque, aunque suene a frase hecha, se hace camino al andar. Efectivamente, son las pisadas realizadas a su libre albedrío por los transeúntes las que han hecho surgir aquí y allá miles de senderos de deseo que demuestran la creatividad innata del ser humano.

2016/07/27

Capitalismo de Pokémon

En cierto modo, estamos volviendo a las condiciones de trabajo del siglo XIX, que es a lo que apunta el proyecto neoliberal: reducir el poder de los trabajadores y ponerlos en una posición en la que no sean capaces de resistir los procesos de explotación masiva.
David Harvey


En estos días estamos asistiendo a la irrupción de una nueva fiebre social denominada Pokémon Go, un juego informático que intenta hacer una mixtura entre realidad y ficción y que ya ha causado varios accidentes y situaciones peligrosas para la integridad de los jugadores mismos y de las personas que se encuentran a su alrededor. Se trata, claro está, de un mero síntoma de la grave enfermedad que padece el mundo occidental, o sea, el capitalismo desarrollado.

Si nos detenemos un momento a pensar, nos daremos cuenta de los cambios estructurales que se están produciendo en la economía gracias al desarrollo de tecnologías iinovadoras que son capaces de fomentar nuevas necesidades en el seno de la población. Por ejemplo los teléfonos móviles, que en teoría facilitaban la comunicación entre las personas, están logrando lo contrario, el aislamiento de cada uno con su terminal de última generación. Pero es que cuando se lanzó la primitiva telefonía móvil, ¿Era tan necesaria? ¿No había suficientes teléfonos fijos para comunicarnos? ¿Es necesario llamar desde la estación de tren a la familia para decirle que estás a punto de coger el tren de las ocho, cuando lo saben perfectamente, porque has salido de casa a las ocho menos diez?

2016/07/16

Socialdemocracia

Últimamente se viene hablando en los medios con cierta asiduidad de socialdemocracia. Existen disputas para reivindicar un término político que se hunde en las raíces del socialismo del siglo XIX. Que si tú eres menos socialdemócrata que yo, que los verdaderos socialdemócratas somos nosotros, que si esto, que si lo otro. En realidad se trata de vanas discusiones de café, sin demasiado rigor. 

Willy Brandt, histórico lider socialdemócrata alemán.
El término socialdemócrata, que ha presidido el nombre de partidos tan diferentes como el ruso de Lenin o el SPD germano de Willy Brandt, está tan manido, ha sido adulterado de tal forma, que en estos momentos su recuperación en modo positivo y aglutinador de voluntades se antoja casi imposible. Desde la primera Internacional Obrera de Karl Marx y Mijail Bakunin, que acabó escindida entre socialistas y anarquistas, la historia del socialismo es la historia de la división, la disputa e incluso la confrontación entre las distintas concepciones establecidas a la hora de abordar ese cambio de paradigma político, económico y social que se ha dado en llamar, en términos amplios, socialismo. 

2016/07/09

Democracia real, democracia virtual

Tras el referéndum sobre la salida o no del Reino Unido de la Unión Europea se han leído algunos comentarios afirmando que David Cameron pasará a la historia como el peor primer ministro británico de la historia. Es pausible defender que sus propios intereses políticos le llevaron a hacer una promesa sobre la consulta con el fin restar apoyos a los euroescépticos de dentro y fuera de su partido. Sin embargo, una vez conquistada la mayoría absoluta en el Parlamento, Cameron podía haber congelado la idea del prometido referéndum, como hacen la inmensa mayoría de líderes políticos europeos con sus gaseosas promesas electorales. En cambio Cameron, en una postura que le honra, mantuvo su promesa y otorgó la palabra al pueblo. Y el mejor ejemplo de que en el seno de la sociedad británica había un problema respecto de Europa es el propio resultado a favor de la salida, el famoso Brexit. 


David Cameron. Foto: www.mirror.co.uk
No voy a entrar a valorar la consulta en sí. Tan solo decir que para un asunto de semejante trascendencia consideraría más oportuna la adopción de un listón más alto a superar, digamos un 55% del voto total. No creo que sea muy justo enmendar una decisión anterior, adoptada en referéndum en el año 1974, a favor de la integración con un raquítico 50%+1 de los votos. Pero esa es otra historia. 

2016/06/29

Erosión electoral

La última cita electoral para el Parlamento español ha confirmado la tendencia a la baja que arrastraba desde las últimas elecciones municipales y forales la plataforma electoral de la izquierda abertzale, Euskal Herria Bildu, Si el 20 de diciembre cosechó 219.125 apoyos, ahora se ha quedado en los 184.092. Pero lo que es más significativo, ha sido la quinta fuerza electoral en Araba y Bizkaia, la cuarta en Nafarroa Garaia y la tercera en Gipuzkoa, donde hace poco era primera. En las elecciones forales de mayo de 2015, a las Juntas Generales en los territorios occidentales y al Parlamento navarro respectivamente, la coalición logró un total de 290.597 papeletas. Por lo tanto, en apenas un año, habrían dejado de apoyar las listas de EH Bildu un total de 106.505 personas, más de un tercio de la cifra global de aquellos comicios de 2015.


Cartel electoral de EH Bildu.
Si volvemos la vista un poco más atrás, hasta el año 2011, nos encontraremos con diferencias aún más notables. Era otro momento político, en plena efervescencia por la legalización y con la perspectiva de un final dialogado del conflicto político en sus expresiones violentas. Sin embargo conviene anotar que en el mes de mayo, en los comicios forales de juntas y parlamento navarro, los apoyos a la entonces Bildu ascendieron hasta los 316.189 votos, mientras que unos meses más tarde, en noviembre, la coalición Amaiur al Congreso español obtuvo un total de 334.678 votos. Si descontamos los logrados por EHB este pasado 26 de junio, nos dará una diferencia de 150.586 papeletas. En aquella ocasión fueron siete escaños, ahora tan solo son dos.

2016/06/20

Afectos y desapegos

A pocos días de los segundos comicios estatales en seis meses, tras el fracaso del 20D, recibo en mi buzón electrónico un e-mail firmado por el profesor de la University of Western Ontario (UWO), el analista social y colaborador de la revista científica Psycho-Social Features, Sterling McGray. El profesor se ocupa en estos meses en la profundización de un estudio sobre conflictos identitarios en zonas de riesgo como Ucrania y los paises de la antigua Yugoeslavia. Su dedicación principal no le impide seguir el proceso soberanista vasco, aunque sea desde la distancia.
"Hace ya un año de mi última misiva y lo cierto es que la preocupación que en ella mostraba, se ha ido acrecentado mientras observaba el desarrollo de los acontecimientos. No sé si alguien se esperaba los cambios que se están produciendo en el mapa electoral vasco, pero yo desde luego no los hubiera aventurado. Debe resultar frustrante para cualquier simpatizante de la izquierda soberanista contemplar la irrupción de un fenómeno nuevo que se hace en muy poco tiempo con una buena parte de los votos de ésta. Es cierto que el asunto afecta a todo el Estado, especialmente a Catalunya y Galicia, pero que ocurriese en el País Vasco no entraba dentro de mis previsiones, ni en la de muchos de los colegas que he consultado estos últimos meses".

2016/06/07

El bucle eterno

A estas alturas del siglo XXI resulta descorazonador tener que volver a escribir sobre el bucle eterno en el que se desenvuelve la política vasca desde principios de los años cincuenta de la pasada centuria. Fue en aquella época cuando un pequeño grupo de estudiantes de Bilbao y Donostia empezaron a trazar un camino propio en la lucha de liberación nacional de Euskal Herria, un camino ajeno al trazado hasta entonces por el PNV.

A partir de ese momento se ha tejido una nube de organizaciones políticas, sociales y sindicales que han intentado llevar a buen puerto una estrategia propia, en la que se han producido evidentes errores. Pero no vamos a hablar hoy de ellos, sino del mencionado bucle. Porque dentro de esa nube siempre ha existido una esquizofrenia política entre quienes han priorizado los intentos de acuerdos con el PNV y quienes han considerado que no se daban las condiciones para esa entente. De hecho, decían estos últimos, si el histórico partido jeltzale hubiera amparado debidamente una verdadera resistencia vasca ante el franquismo, nunca hubiera surgido una alternativa como la que en su día se fraguó en torno a la organización clandestina ETA.

2016/05/21

Una sigla más, ¿para qué?

Foto: www.lahaine.org
La izquierda abertzale está viviendo un momento de ebullición, con el reciente debate Abian, la reaparición de Arnaldo Otegi tras más de seis años encarcelado y ahora con la presentación pública de un nuevo colectivo, Askatasunaren bidean, que se reivindica heredero del MLNV. Soy de la opinión de que el debate Abian no ha logrado satisfacer las expectativas que sobre él se habían creado, pero quien ha realizado aportaciones al mismo, no debe especificarlas en público, por respeto al proceso. 

La vuelta de Otegi ha supuesto una inyección de moral para muchas personas que se sentían desorientadas con la actual trayectoria política de Sortu y de EH Bildu. Sin embargo, depositar en una sola persona las esperanzas de reanimación del antiguo punch de la izquierda abertzale es un ejercicio arriesgado. Se necesita mucho más que una cabeza brillante para poder enderezar un rumbo que adolece de una notable falta de definición. En este último periodo una parte de la izquierda abertzale, o al menos de su dirección, ha asumido un pensamiento débil, que se constata con intervenciones como las de Hasier Arraiz negando que la intención de Bildu sea desalojar al PNV de Ajuria Enea, o de Peio Urizar otorgando un papel centrista a la coalición, en medio de los polos del PNV y Podemos. Si se renuncia a ser en el futuro la fuerza mayoritaria y decisiva, se está renunciando de hecho al sentido histórico del proyecto independentista y socialista que arrancó en 1958. 

2016/04/24

El frente social

En un país en el que el desempleo es un mal crónico, aumentan las bolsas de pobreza, cierran industrias emblemáticas y mueren personas sin techo junto a cajeros automáticos es evidente que tenemos un frente social abierto. La crisis económica, que estalló como pinchazo financiero en 2008, no acaba de ser superada y tiene visos de convertirse en permanente. Los signos de emergencia social se multiplican, pero cuesta visualizar una marea que haga frente a todo este estado de cosas.

El movimiento sindical, más dividido que nunca, se encuentra a la defensiva, aguantando a diario los ataques del pensamiento neoliberal rampante, que quisiera verlo desaparecido, como es el caso de los estrategas de la patronal vasca. Los agentes sociales intentan dar respuesta a algunos de los síntomas (desahucios, pobreza, marginación...) pero no aciertan a construir una alternativa global que ponga en cuestión las verdaderas razones de la fiebre que nos atenaza. Da la impresión de que la impotencia gana terreno. 

2016/04/04

La nación demediada

El peso de la Historia ha hecho que en este arranque del siglo XXI la nación vasca se halle fatalmente demediada, dividida en trozos, en estructuras autonómicas, regionales, forales, provinciales, comarcales y, en fin, municipales. Es evidente que los principales agentes que se han ocupado en demediarla han sido los estados francés y español, sabedores de que la mejor manera de domeñar a un pueblo es destruir su unidad y convertirlo en un puzzle inconsistente.

National Geographic
Pero también han colaborado en el proceso de división y empobrecimiento agentes endógenos que, bien pactando con las respectivas metrópolis o por propia decisión, han preferido mantener un estatus quo fragmentado, para aprovecharse de esa debilidad nacional en favor de sus espúreos intereses.

2016/03/21

¿Qué fue de los sandinistas?

Rosario Murillo y Daniel Ortega. Foto: www.radiolaprimerisima.com
Tal vez los más jóvenes no recuerden el impacto que la llamada revolución sandinista tuvo entre las filas de la izquierda europea más luchadora. De repente un país pequeño como Nicaragua se convirtió en foco de atención mundial. El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) peleaba con éxito contra la dictadura somozista y al final lograba imponerse y entrar victorioso en Managua. En teoría, el sandinismo sigue en el poder en el país centroamericano y Daniel Ortega es el presidente de Nicaragua. Lo que ocurre es que del primitivo sueño libertario del FSLN a lo que hoy representa hay una diferencia abismal. 

Nicaragua sigue siendo uno de los países más pobres de América y Ortega se ha convertido en un dirigente autoritario, amigo de la Iglesia Católica, con quien se reparte el mando en plaza, junto a su esposa Rosario Murillo. Además, los casos de corrupción protagonizados por veteranos dirigentes de la revolución han sido numerosos. Prefiero no ofrecer detalles porque me da náuseas. [Otro día hablaremos del envenenado caso de Dilma Rousseff y Lula da Silva, que esa es otra].