2019/07/08

¿Es el PSOE un partido de izquierdas?

Ahora que todos los medios de comunicación están centrados en dar la tabarra sobre la investidura de Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, convendría escribir algunas líneas sobre este centenario partido político. Un partido que presume de progresista y avanzado, pero que forma parte de la columna vertebral del Estado español desde hace demasiados años. 

Si hablamos con propiedad, el Partido Socialista Obrero Español que hoy conocemos es una organización moderna, que se configuró como tal en el famoso congreso de Suresnes, a las afueras de París, en octubre 1974. En esa asamblea tomó el mando el grupo de Felipe González y Alfonso Guerra, quedando orillado el partido histórico que comandaba Rodolfo Llopis desde el exilio de Toulouse y que era fiel a la República. 

2019/06/10

Una visión nacional sin prejuicios

Por pura casualidad visité recientemente el rastro de Emaús en el barrio de Belartza de Donostia, en el que se pueden adquirir libros interesantes a precios muy económicos. Un euro con cincuenta me costó el libro Los vascos, de Roger Collins, historiador medievalista británico, especialista en el periodo visigótico. 


Lo compré por su título, evidentemente, ya que al autor no lo conocía de nada. Sin embargo, tras su lectura, me vienen a la cabeza algunas cuestiones que conviene reseñar. Es triste que a estas alturas del siglo XXI haya que hacerlo, pero da la impresión de que no nos queda otro remedio.

El libro es ya de por sí interesante, porque recoge testimonios sobre la presencia de los vascos desde épocas anteriores a la era cristiana hasta la alta edad media. Periodos que por lo general son poco tratados en este tipo de manuales. Huelga decir que Collins rebate la idea de que el contacto del pueblo vasco con los romanos fuera accidental, sino que por el contrario fue amplio, en especial en algunas zonas del territorio vascón. 

2019/06/03

Chivite, de entrada, no

En política no queda sitio para los ingenuos. Hace cuatro años EH Bildu regaló la alcaldía de Gasteiz a Gorka Urtaran (PNV), que había quedado tercero en las urnas, para evitar que Javier Maroto (PP) lograse la vara de mando de la ciudad. Ahora el mismo Urtaran ganado con claridad las elecciones, gracias en parte a votos provenientes del PP y la candidata de Bildu, Miren Larrion, cerebro de aquella operación, ha quedado tercera en los comicios. No hay más preguntas.

Hace muchos, muchísimos años, la peligrosa Herri Batasuna de aquellos tiempos, eran los años ochenta del pasado siglo, regaló la alcaldía de Iruñea al candidato del PSOE, Julián Balduz, para que de ese modo no gobernase la derecha navarra, siempre tan retrógrada. Nunca le fue devuelto el favor a HB, por supuesto, pero Balduz fue alcalde sin complejos toda le legislatura. Y así seguimos.

2019/05/29

¿Podemos?

Perdonará el lector por el titular populista de la entrada, pero no se me ocurría otro mejor. Como es obvio, no voy a hablar del partido político Podemos, que bastante tiene con lo suyo. sino con la eventualidad de poner en marcha, acelerar o impulsar un proceso soberanista, a la vista de los pasados resultados electorales. 

Navarra Suma logró la victoria en Nafarroa Garaia. Foto: Europa Press


¿Podemos o no podemos los vascos transitar hacia la soberanía política?¿Se pueden sumar los votos de EAJ-PNV y EH Bildu con ese fin? ¿Y los de Podemos? Todas las preguntas, dicen, tienen una respuesta. El problema es dar con ella. Confieso que yo no la tengo en estos momentos, aunque me atrevo a adelantar una aproximación.

2019/05/03

Una salida confederal

Las últimas elecciones a Cortes del Estado español han mostrado diversas realidades. Una de ellas es contundente, estamos ante un estado plurinacional, como no hace mucho se atrevió a afirmar el presidente Sánchez. Ahora, por supuesto, no lo diría, pero aunque no se quiera reconocer por la mayor parte de los partidos nacionales españoles (PSOE, PP, Cs, Vox), la realidad es la que es y cada día que pasa se vuelve a confirmar. 

En unos comicios de ámbito estatal, los menos favorables para los intereses de los partidos soberanistas de las naciones sin estado propio, los resultados obtenidos por éstos son elocuentes. En Catalunya se repartían 48 escaños, de los que 22 han ido a los partidos soberanistas (15 a ERC y 7 a JuntsxCat). Otros siete puestos han ido a En Comú-Podem, que defiende el derecho de autodeterminación y el consiguiente referéndum. Doce escaños han ido a parar al PSC, que no quiere esa consulta pero tampoco el artículo 155, y el resto, siete escaños, han sido para los partidos autodenominados constitucionalistas (Cs, PP, Vox). La realidad nacional catalana es incontestable. 

2019/04/13

Llamarle Bahamonde

Convendrán ustedes en que hablar de las próximas elecciones es una vulgaridad. Decía el malogrado Cesare Pavese que "trabajar cansa", pero lo que cansa de verdad es escuchar a tantos políticos profesionales esgrimir promesas, entreveradas de insultos al rival, que nadie se puede ya creer.

 Por lo tanto dejo a los lectores que realicen su elección personal, allá con su conciencia, y paso a escribir unas pocas líneas sobre un fenómeno que no acaba nunca, el franquismo. Porque más allá de lo que ocurra con los restos del dictador, que a estas alturas me da casi igual, lo primordial es analizar con precisión el peso que aún hoy en día tiene el franquismo en nuestras vidas.

2019/03/21

Las incoherencias de Domingo Arriola

Una vez que la novela se da a la imprenta, el autor se desentiende de ella, la considera algo del pasado, incluso ajeno a su propia acción. Lo que motiva al autor es lo que está escribiendo en ese momento, otra novela, un dietario, un artículo de prensa, lo que sea, pero no la novela editada que asoma en los escaparates de las librerías.

Es el lector quien toma el relevo del autor y al leer las páginas de la novela, al enfrentarse con los personajes, quien insufla de vida al texto, quien lo concreta, quien le pone rostro y vestimenta al protagonista. El libro es ya tarea del lector (y en su caso del crítico literario, que es un lector avezado). El autor del texto ya no tiene ninguna tarea respecto al mismo, salvo la de presentarlo al público, como ahora me corresponde a mí hacer. 

Ahora bien, el autor es quien pone los raíles por donde debe circular el ferrocarril y en ese sentido tiene que hacer lo posible para permitir que el lector tome parte en el juego. Es por ello que prefiero los personajes ambiguos y los finales abiertos. La escala de grises en vez del blanco y negro. Nadie es bueno-buenísimo, ni malo-malísimo, sino que tiene fases en uno u otro sentido, por lo tanto hay que dar pie a que surjan los matices.

2019/03/13

"Mal de manos", la novela


Entrevista a Joxerra Bustillo, autor de Mal de manos

“Soy partidario de que el lector o la lectora participe en la historia, adivine cosas y tome decisiones; que te lo den todo mascado es muy aburrido”

Joxerra Bustillo (Gordexola, 1958) es conocido como periodista. Trabajó durante muchos años en los diarios Egin y Gara y actualmente lo hace en Euskal Memoria. Es autor de numerosas publicaciones sobre temas relacionados con la economía, el periodismo o la historia. Su faceta literaria, en cambio, ha sido desconocida hasta ahora incluso para los más íntimos. Y, sin embargo, la ha cultivado “desde siempre”. Mal de manos es la primera novela que publica, pero no la primera que escribe.

¿Qué va a encontrar el lector o la lectora en Mal de manos?
Diría que bastantes cosas entrelazadas. La trama gira en torno a Eusebio Aspuru, un periodista deportivo al que le encargan escribir la biografía de Domingo Arriola, un pelotari que, por pegada y facultades, pudo llegar a ser campeón y que, sin embargo, por su afición a la juerga y otras circunstancias, acabó mal. Sobre un escenario general vinculado al mundo de la pelota, se traza la trayectoria personal y profesional de Arriola, incluidos sus zigzagueos políticos en los últimos años del franquismo. He querido hacer de Arriola un personaje complejo, en cuyo retrato la escala de grises se impone al blanco y negro. Existe una ambigüedad en su manera de comportarse que creo que casa bien con el ambiente de franquismo sociológico en el que tanta gente se movió en aquellos años sesenta y setenta. Hubo menos héroes y mucha más gente corriente de lo que quizá nos gustaría.

2019/03/10

Seguimos

Hace ahora un mes que publiqué mi último comentario en este blog. Problemas de salud me han alejado del seguimiento a la actualidad vasca desde mi atalaya. Escribo estas líneas para enviar un saludo a quienes frecuentan el blog y se encuentran sin novedades en él.

Las noticias se suceden sin solución de continuidad y resulta difícil realizar aquí un resumen de lo que ha ocurrido en las últimas semanas. Lo más relevante es que en abril y mayo habrá elecciones diversas, en las que se dilucidará el futuro inmediato de Euskal Herria y del Estado español. 

2019/02/08

Síntomas

Durante estos últimos días estamos conociendo noticias inquietantes. Independentistak Sarea renuncia a organizar el Aberri Eguna como venía haciendo en los últimos años. Gure Esku Dago, por su parte, da por concluido el ciclo de consultas ciudadanas, tras el doble resbalón cosechado en Donostia e Irun, con porcentajes de participación menguados. 


Además, algún amigo implicado en el meollo de la cultura vasca reconoce en público que atravesamos una zona oscura, no sé si valle angosto o desfiladero, tras haber conocido etapas de exaltación tumultuosa, que parece no volverán por el momento. Arrano Beltza vuela bajo.

2019/01/26

¿Para qué sirve la izquierda?

Los acontecimientos se suceden sin solución de continuidad. En Europa crecen las fuerzas reaccionarias a las que algunos analistas denominan fascismo posmoderno: La Liga italiana de Matteo Salvini, el Reagrupamiento Nacional de Marine Le Pen, la Alternativa para Alemania de Jörg Meuthen, el Vox de Abascal...

Mientras tanto, en América, Donald Trump pilota un golpe de estado blando en Venezuela, en Brasil manda el ex militar Jair Bolsonaro, en Chile crece la candidatura presidencial de otro derechista, Felipe Kast. Y ante este panorama, ¿qué hace la izquierda?