2009/10/23

La edad de la inocencia

Atunero "Alakrana".

¿Cuántos años tiene Abdu W.? ¿De qué color es el caballo blanco de Santiago? ¿Cuándo desaparecerá la censura cinematográfica? Preguntas sin respuesta o con una tan evidente que es como si no la tuvieran.

La peripecia del "corsario" somalí Abdu W. por los calabozos y juzgados madrileños, tras ser apresado en el Índico, como supuesto integrante del grupo que secuestró al pesquero "Alakrana" es digna de Kafka o de Melville. Primero lo encarcelan, luego lo sacan porque igual es menor de edad, posteriormente lo vuelven a meter en la prisiòn y ¿finalmente? lo ponen en libertad. Y todo porque no se sabe a ciencia cierta si tiene 17 o 18 años. La edad de la inocencia tiene una frontera que va de los 17 años y 264 días a los 18 años justos (y un día).

No vamos a entrar aquí a debatir sobre los sistemas para determinar la edad de un individuo, similares a los de un árbol, por los círculos de su tronco, en este caso los huesos. Las tareas médicas se las dejamos a gente más preparada. Tampoco vamos a determinar cuál debe ser la edad en la que comienza la responsabilidad penal de una persona. Juristas hay a montones para llevar a cabo esa tarea. Lo que queremos comentar es la inocencia o la culpabilidad de la situación del atunero.

Hoy mismo se ha realizado una concentración en Bermeo solicitando la libertad de los arrantzales. Me uno sinceramente a la petición. Los trabajadores del "Alakrana" son los paganos de un estado de cosas que ellos no pueden transformar. La necesidad les ha llevado a tener que faenar en aguas tan lejanas y peligrosas y en estos momentos su vida corre peligro. Que quede claro que debe ser una prioridad de los responsables del barco y de las autoridades, preservar la vida de todos ellos.

Ahora bien, el suceso del "Alakrana" da para mucho más. Por ejemplo para plantearse la legitimidad ética y moral sobre una pesca masiva en aguas somalíes. Y digo esto porque Somalia carece de un estado como los conocemos en Europa. Es un país fracasado como tal, donde impera el salvese quien pueda. Por lo tanto carece de las mínimas medidas de protección de sus recursos naturales, incluida la pesca. Somalia no tiene servicio de guardacostas, y esto no es un chiste. De algun modo, y salvando todas las distancias, estos llamados "piratas" ejercen esa labor a su manera. Como la ejerce Ginea Bissau reteniendo a pesqueros gallegos que se han saltado su legislación sobre repostaje en alta mar.

Además hay que añadir que, según múltiples fuentes, las costas y las aguas somalíes han venido siendo utilizadas estos años como un auténtico estercolero para arrojar en ellas residuos tóxicos, incluidos los radiactivos. Una situación que nadie parece interesado en denunciar en Occidente.

No voy a caer en la tentación de afirmar que los piratas son los que allí van a pescar y que los "corsarios" son unos angelitos de la caridad. Ellos emplean armas, buscan un beneficio económico y posiblemente se acerquen a la delincuencia común más que a otra cosa. Pero tampoco podemos poner en preminencia el derecho a la pesca de nuestros barcos, después de que se haya esquilmado el Cantábrico, el Atlántico Norte y, al parecer, buena parte del Atlántico Sur. El planeta no está al servicio de los pesqueros europeos, o no debiera estarlo, por lo menos.

Otros muchos hilos se enredan en este complejo asunto. La tentación de embarcar mercenarios en los pesqueros, como medida de defensa. La falta de respeto a la zona de seguridad por parte del "Alakrana" en el momento de la captura. Y, sobre todo, la doble vara de medir que se ofrece por parte de autoridades y medios, sobre las negociaciones para liberar el barco.

Todo el mundo sabe que se negocia un rescate y ni siquiera el PP alza la voz contra la financiación de los "terroristas del Índico". En esta ocasión, como en la del "Playa de Bakio", lo primordial es salvaguardar las vidas humanas. Cuando se han dado secuestros por parte de organizaciones clandestinas, lo primordial era impedir el pago del rescate.

Volvemos al principio. No sabemos si Abdu W. posee la edad de la inocencia o la ha sobrepasado. Lo que sí sabemos es que somos legión los que estamos hartos de que nos tomen por inocentes y nos hagan tragar verdades manufacturadas en los aledaños del poder, verdades que posteriormente son emulsionadas por los medios afines al mismo. Que hagan lo que tengan que hacer, pero que no nos tomen por tontos, que ya no tenemos edad.

MAS INFORMACION:

El pirata queda de nuevo en libertad... - [elpais.com]
El Alakrana y la negociación... - J.A. del Moral [cybereuskadi.com]
La bandera pirata - Ignacio Escolar [escolar.net]
Los piratas acusan a España... - Alberto Mendoza [elconfidencial.com]
Los "piratas" somalíes son pescadores en lucha... - Najd Abdullahi [lahaine.org]
La verdadera historia de los piratas de Somalia - [sydgermen.blogspot.com]
Los verdaderos piratas - Joaquím Sempere [insurgente.org]

7 comentarios:

  1. Toda la tropelía que se ha formado con el pirata somalí se habria evitado utilizando el método que se expone aquí http://ceroizquierda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Inteligencia española

    Dice la ministra española Chacón que la “Inteligencia Española y la de otros países” les han informado de que los tres marineros del "Alakrana" llevados a tierra, hoy jueves 5 de noviembre, se encuentran bien. No es por mal meter, pero a uno se le difícil unir al término inteligencia y el adjetivo de española. En este caso es palmario. Me pregunto: ¿La “inteligencia española” -los espías, en plan corriente - no le ha dicho a Garzón, Pedraz y cía que se dejen de tonterías y permitan incluir ya a estos dos somalíes detenidos en el inevitable canje por los 36 tripulantes secuestrados? ¿Es tan difícil entenderlo? Pues parece que sí, puesto que sabiendo esto, ¿cómo es posible distraerse en saber si uno de los somalíes detenidos es mayor o menor de edad? ¿A quién le importa de verdad este nuevo “show” judicial si al final tendrán que dejarlos en libertad para hacer el canje? ¿Acaso están pensando en asaltar el barco a la brava y dejar un reguero de fallecidos? Confieso que desconozco los detalles de la negociación, pero es obvio que, además de la pasta, los secuestradores quieren la libertad para sus compañeros. El tiempo corre en contra de la mejor solución.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar