2015/07/21

Reconstruyendo el jarrón

La proclamación parlamentaria de Uxue Barkos Berruezo como nueva lehendakari de la Alta Navarra puede que no satisfaga mis aspìraciones políticas, pero colma un camino empedrado de minas que hace poco tiempo resultaba poco más que un sueño delirante para todo aquel que se sienta integrante de un pueblo conocido como Euskal Herria (o simplemente Navarra en su amplio sentido político). Probablemente me hubiera encantado que el lehendakari hubiera sido el bajonavarro Erramun Martikorena o incluso la estellesa Laura Mintegi, pero la realpolitik nos dice que a veces lo bueno está reñido con lo mejor. Y así hay que aceptarlo.

A partir de ahora se trata de hacer realidad ese cambio profundo que se ha anunciado desde la tribuna. Hacerlo sin prisas, pero sin pausas, pisando terreno firme, sin resbalones y con un ojo puesto en la munición que de seguro estarán preparando los navarrísimos, para dispararla desde su buque insignia de Cordobilla. 


La derecha foral y española, como expresan en sus pancartas de balcón, está enrabietada, como lo está el establishment madrileño. Basta leer sus medios de expresión para comprobarlo. La serie de artículos de periodismo ficción publicada estos días en las páginas de la cabecera de Prisa es la mejor prueba de que las cuatro fuerzas coaligadas están haciendo bien las cosas. Más adelante, cuando vayan dándose cuenta de que las farolas siguen alumbrando y continúa brotando agua de los grifos, como en los gloriosos tiempos de UPN, se irán adaptando y cambiarán sus actuales exabruptos por críticas más elaboradas, que por cierto son las que más daño pueden hacer.

No va a ser fácil el camino, ni mucho menos. Sobre todo teniendo en cuenta las proximidad de nuevas elecciones a las Cortes del Estado español, con lo que ello significa de posibles desencuentros entre unos aliados que van a ser competidores en las urnas. Pero si los cuatro socios ponen de su parte, se irán despejando los enigmas y el año 2016 puede traer una magnífica cosecha.

Uxue Barkos Berruezo

Acostumbrarnos a que los lehendakaris de la CAPV y la CFN se reúnan a tomar café con toda naturalidad se nos va a hacer extraño al principìo. Pero con esos pequeños pasos se irá conformando un escenario más amable, que en un futuro puede ofrecernos la posibilidad de que pasemos de las meras fotografías a los hechos. No obstante, en terreno tan delicado no conviene precipitarse y antes que nada hay que lograr que la mayoría de los habitantes de Nafarroa Garaia observen con tranquilidad que el fantasma de la anexión tan solo existe en las mentes calenturientas de cuatro nostálgicos del requeté.

Se han publicado algunos análisis sobre la poca idoneidad de que Geroa Bai presida el gobierno foral, cuando está aliada con tres fuerzas de izquierda, que tal vez hubieran podido consensuar un candidato a lehendakari más acorde con sus perfiles políticos. Niego la mayor. En primer lugar, Gero Bai, pese a estar influenciada por el PNV, es una fuerza del cambio en Navarra. Lo demuestra el hecho de que se haya sentado a negociar un programa con tres formaciones netamente de izquierda. En segundo lugar Geroa Bai era la que más votos y escaños había obtenido en las elecciones de mayo. Una tercera razón es que Uxue Barkos posee un perfil político que trasciende a la propia Geroa Bai. Podrá gustar más o menos, pero así es.

En el larguísimo camino hacia la conformación de un país viable en lo territorial y en lo social, el cambio de gobierno en el Palacio Foral y los que se han producido en ayuntamientos tan emblemáticos como Iruñea, Tafalla, Lizarra o Tudela, son un primer paso. Un paso gigantesco tras tantos años viviendo en una situación asfixiante, diría que seudoclandestina. Habrá retrocesos, sin duda, y zancadillas y patadas en los tobillos. Y en su momento habrá muros que derribar. Pero si las alianzas se mantienen firmes en el tiempo, la reconstrucción del jarrón será una realidad.

4 comentarios:

  1. Anónimo10:14 p. m.

    Me quedo perplejo de la inconsistencia de Podemos en esta cuestión al menos. Para que sirve estar negociando una formula de gobierno un mes para luego salir quejándote. Si no tienes intención de ir al gobierno para que negocias estas dos semanas. Para eso es suficiente firmar un pacto parlamentario de gobernabilidad y punto. ¿A que viene ahora las quejas? Cuando PODEMOS suma junto a EH BILDU 15 parlamentarios de los 26 necesarios para la mayoria parlamentaria del "cambio". Aquí me parece que no se esta siendo del todo sincero con la sociedad y los votantes. Me cuesta entender que la minoría de 9 parlamentarios de GEROA BAI (GB) imponga de tal manera, la presidencia, la estructura del gobierno, imponga el veto para que formen parte de gobierno cuadros y/o parlamentarios de los supuestos socios parlamentarios, pero se salte a la torera ese supuesta incompatibilidad nombrado a tres notorios miembros de GB (Ayerdi presidente del PNV en Nafarroa, Mendoza y Aranburu) amen de otros independientes de su cuerda o gusto. Tengo la fuerte sensación que aquí ha flotado en toda la negociación el chantaje de GB de imponer sus reglas y normas a los demas con la amenaza de renunciar a formar gobierno y con ello dar paso a otro gobierno de UPN en minoría. Y luego achacar al resto de que no han hecho posible el " cambio" por su inflexibilidad. Esta sensación del chantaje de GB me sirve de explicación a todo este colofon decepcionante. Un gobierno controlado férreamente por GB de manera tan desproporcionada a su peso electoral frente a sus "socios" (que representa GB 15,88 % de los votos frente al 14,30 % de EH BIldu o 13,71%).

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:16 p. m.

    Me cuesta entender entender que EH BILDU se haya negociado tan mal salvo que el ordago de GB de renunciar haya pesado más. En tres semanas la infinita generosidad de EH BILDU a puesto en bandeja del PNV cuando no le correspondía la Diputación Foral de Araba y el Ayuntamiento de Gasteiz .(para luego acto seguido aliarse con el PSOE y ningunear a EH BILDU y el resto de la izquierda. Aquí me parece que se repite la jugada, nos ponen entre la espada y la pared de elegir GB o UPN y darles manga ancha y un control férreo del gobierno. Para luego la señora Barkos y el Ayerdi jueguen a geometrías variables parlamentarias buscando el apoyo cuando toque con el PSN. Y si hay una diferencia de gobierno entre los "socios" activar reiteradamente el ordago de o yo o UPN. El afán de protagonismo y dirigismo de Uxue Barkos es notorio. Su telegenia y labia van a la par con su soberbia. No es que le tenga inquina, pero ya conozco su labor parlamentaria en Madrid, que ha sido muy aparente ante la cámara pero luego hueca de contendió y muy tendente a contemporizar con el poder real madrileño y en especial con el PSOE. Le va mucho la pose y el PSOE. Pura fachada. Alguien puede pensar que soy pesimista. Pero el pesimismo es fruto de la experiencia. Quien conozca un poco la formas de funcionar del PNV en las instituciones de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa no puede llevarse a engaño. Soberbia y falta de generosidad total y un afan de poder sin limites que le lleva a pactar con cualquiera (PSOE, PP, IU...) menos con la Izquierda abertzale por acumular cotas de poder. Renuncia a sus supuestos principios ideológicos todo por los negocios, chanchullos, nepotismos e intereses bastardos de sus generosos protectores y donates anonimos. GEROA BAI es en gran parte un invento impulsado, finacinaciado y publicitado (Diario de Noticias…) por el PNV. No olvidemos que sin esta pantalla electoral el "PNV real" no ha llegado más alla del 2,5 % de votos en Nafarroa.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:18 p. m.

    Alguien que no sea un cándido sin remedio puede pensar que el PNV, con el señor Ayerdi a la cabeza no va hacer y actuar como dicta el sanedrín de Sabin Etxea. Hay grandes razones para no ser un incauto. Me gustaría saber de verdad por boca de EH BILDU el transfondo de esta sorprendente resultado de la negociación. No me encaja que una diferencia de 3.500 votos entre GB y EH BILDU de como resultado negociador tan desproporcionado en favor de GB, SINO MEDIA UN ORDAGO. Han jugado por una parte con el ansia de cambio y el as del chantaje de no formar gobierno y endosar la responsabilidad al resto. Sin un corresponsabilidad real a nivel de gobierno la legislatura puede convertirse en un trágala continuo de GB remitiendo decisiones gobierno y normativa cocinada previamente por ello sin casi capacidad de decisión real sobre la gestión real. Uxue Barkos no quería "reinos de taifas" partidistas en gobierno, prefiere su cortijo de GB. O lo tomas o lo dejas. El programa de gobierno puede convertirse en papel mojado sin una presencia rea, equilibrada y suficiente en los órganos de gobierno. En fin me gustaria confundirme y decir al final de la Legislatura que no acerté. Pero no soy muy optimista. Lo siento.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:20 p. m.

    Por otra parte sobre el tema ayuntamientos puedo aportar otra reflexión.En Iruñea que sepa yo Joseba Asiron no ha exigido que ningún otro partido de la "mayoría de cambio" no forme de la Comisión de Gobierno y que se conformen con firman un acuerdo de legislatura. Si nos ponemos a comparar, me parece que el modelo de gobierno municipal que p.e. Joseba Asiron ha planteado para Iruñea es inclusivo y por el contrario el que ha planteado Geroa Bai y Uxue Barkos para el Gobierno de Navarra me parece que no lo es tanto, o si vamos más alla, me parece que peca de exclusivista. Espero que no caigan en la tentación de buscar monopolizar el merito de la gestión y por contra en caso de errores o fallos buscar repartir cargas y responsabilidades con los socios para echar balones fuera. Por ello discrepo en que por narices GB haya planteado que no quería que ningún otro político de la "mayoria" les haga sobra desde y en el Gobierno. Porque soy un convencido que en praxis política donde mejor se controla, fiscaliza y comparte la gestión de un Gobierno es desde el interior propio Gobierno. Los acuerdos de legislatura se los puede llevar el viento o la vuelta de la primera o segunda crisis del pacto. Que llegaran mal que nos pese. Van a ser cuatro años difíciles y además de la oposición voraz y feroz del antiguo Régimen, las propias contradicciones de los ahora cuatro socios van a ser difíciles de llevar adelante. No hay más que ver los problemas internos que implosionaron Nafarroa Bai. Estas reflexiones no son más que un contrapeso a las reflexiones buenistas y felices de los últimos días. Yo comparto la satisfacción amplia de muchos navarros/as y en Euskal Herria del relevo a caduco Regimen de (N)apartheid y la ilusión por un tiempo nuevo. Pasado esta primera fase de felicidad y goce, hay que ponerse a pensar en el futuro cercano y en los problemas que seguro vendrán y poder afrontarlos sin precipitación y cabeza fría. Y pensado en la Izquierda abertzale en general y más concretamente al conjunto de EH BILDU le agradeceré explícitamente su generosidad y poner los intereses del país por delante del suyo propio. Deben estar atentos y hacer valer antes la sociedad, y la ciudadanía que si hay un cambio es en gran parte merito de EH BILDU . Porque no ha antepuesto su legitimo derecho a formar parte del Gobierno a la posibilidad del salto adelante y superar al caduco régimen tanto en Nafarroa así como p.e. en Araba. Yo creo que EH BILDU es el garante y valedor del cambio y deberáin subrayar que no permitiran ni rebajas ni sucedáneos. Dicho esto dejemos trabajar a la fuerzas de la renovación y avance social derriben lo caduco y edifiquen un nuevo y mejor futuro para todos. Será difícil pero merecerá la pena intentarlo. Sorte on eta aurrera!!

    ResponderEliminar