2009/05/22

Sólo fracasa quien no lo intenta

Habría mucho que comentar sobre la huelga del 21 de mayo en Hego Euskal Herria. Sin embargo, en esta ocasión me centraré en tres ejes principales: el papel de CCOO y UGT; el del PNV y la postura tomada por la mayoría de medios de comunicación.

Sobre el primer punto, hay que decir con claridad que los únicos que fracasan son los que no lo intentan. Mientras se produce la huelga, UGT celebra su congreso en olor de santidad institucional y empresarial, lo que debiera de hacer saltar las alarmas sobre sus fines, en cuanto a la defensa de los intereses obreros. Su máximo responsable en la CAPV arremete contra la convocatoria acusándola de iniciativa soberanista. ¿Acaso las huelgas que, en su caso, pueda convocar UGT habrá que tacharlas de españolistas?

En cuanto a CCOO, parte de cuyos cuadros enmpiezan a desembarcar en Lakua tras la larga travesía del desierto, tan sólo hay que comentar la frase de Unai Sordo al término de la marcha que celebraron en Bilbao: "Una huelga que no sirve para nada". Tal vez la marcha citada sí sirva para algo, por el hecho de haber sido convocada por un sindicato "no nacionalista". Se está llegando a tales niveles dialécticos que da hasta vergüenza tener que comentar semejantes afirmaciones en boca de un supuesto líder sindical.

Como llevan haciendo durante muchos años en Nafarroa, UGT y CCOO parece que ahora aspiran convertirse en el cuerpo de guardia del ejecutivo de Patxi López, en su protector, a la vez que intentarán que sea la patronal Confebask quien cierre el círculo perfecto de la gran coalición prosistema. Una entente en el que tan a gusto parece encontrarse, por lo visto en esta huelga, el PNV.

Es este un partido que, pese a su abultada afiliación trabajadora, no concede el mínimo margen a la duda cuando se trata de enfrentar los intereses entre empresarios y obreros. Siempre y en todo lugar se posiciona en defensa del empresariado, como bien se encargó de demostrar Ibarretxe en inauguraciones, congresos, ágapes y demás festines organizados por las distintas patronales y asociaciones gremiales del empresariado vasco.

Luego vienen esos opinadores interesados que se rasgan las vestiduras cuando se escribe sobre la concertación de fuerzas soberanistas en las que no se incluye al PNV. La jornada de ayer muestra bien a las claras las razones de la exclusión. En un bloque progresista no cabe ese partido, anclado en el liberalismo económico y subvencionado en buena parte por los donativos de los emprendedores más afines a sus posturas. Las presidencias de Euskaltel, Pertronor o Caja La Mancha no vienen dadas de forma gratuita, sino que forman parte del acuerdo general de intereses.

Sobre el entramado mediático que tenemos en el país habrá que escribir con más detenimiento en una próxima ocasión. Ahora se trata de hacer unos apuntes respecto a la huelga y su reflejo. La beligerancia militantes de diarios como "El Correo" de Bilbao merecería ser estudiada en las facultades de periodismo. Ha sido un ejercicio de periodismo antiobrero de primera magnitud. Otros medios, como "Deia", también han enseñado la patita con franca alegría, Se conoce que los lectores afiliados a ELA no deben ser muchos o les preocupan bien poco. Pero más me llama la atención que en una tertulia en Herri Irratia-Loyola Media, en el mismo día de la huelga, los cuatro tertulianos se posicionen de forma neta contra la misma. Habrá que pensar que es una casualidad y que la libertad de pensamiento es sagrada, pero los oyentes podemos pensar en apagar la emisora y escuchar una radio fórmula, así por lo menos no te cabreas. Si sus responsables piensan aprovecharse de este modo de la espantada de oyentes que van a sufrir las radios públicas tras el nombramiento de Alberto Surio y cía, lo llevan claro.

Para concluir, se denota en todos estos comportamientos, con mayor o menor grado de fidelidad, por supuesto, una evidente sumisión al poder empresarial, el que pone y quita, como ha sido a lo largo de la historia. Instituciones como el Gobierno de la CAPV apretando como nunca e los servicios mínimos, sindicatos como UGT y CCOO haciendo de Don Tanquedro, partidos como el PNV primando su alianza de clase sobre todo lo demás y un coro de medios de comunicación trabajando en comandita para intentar reventar la huelga.

Y pese a todo hubo huelga, vaya que sí la hubo. Tan sólo la convocarla era ya una victoria. Llevarla a cabo ha sido un éxito y el fracaso queda para aquellos quie no han sido capaces de convocarla, ni ahora ni en el futuro, porque están atados a otros intereses, que no son precisamente los de la clase trabajadora vasca.

3 comentarios:

  1. Y pensaba que yo era el único al que le parecia que la derrota emprendida por HERRI IRRATIA Con esta Huelga ha sido totalmente escorada y unidireccional.

    Vergúenza ajena, escuchando a esta gente, me ha producido.ganekogorta6

    ResponderEliminar
  2. Y pensaba que yo era el único al que le parecia que la derrota emprendida por HERRI IRRATIA Con esta Huelga ha sido totalmente escorada y unidireccional.

    Vergúenza ajena, escuchando a esta gente, me ha producido.ganekogorta6

    ResponderEliminar
  3. Yo lo de herri irratia no lo pude escuchar pero desde aqui querria denunciar la utilizacion "sensacionalista" que hace de asuntos tan sensibles como la huelga el programa de etb1, kalaka.
    Ademas de no creerme que los invitados no sean elegidos queriendo favorecer una opinion sobre el tema elegido, en el programa del pasado miercoles, dia anterior a la huelga, lanzaron una sarta de mentiras queriendo explicar por que no habia acudido nadie de los sindicatos convocantes.
    Si antes ya no querian ir por que lo que busca kalaka una y otra vez es el enfrentamiento entre sindicatos, y ser esto lo quieren evitar los sindicatos no acudiendo, me da que despues de la mentira y la manipulacion del miercoles pasado ya no iran sea cual sea el tema.
    Por no hablar de "pasalo" y algun otro programa mas...

    Lamentable.

    ResponderEliminar