2011/06/27

Absolución

Imagen de la vista oral. www.gara.net
El juicio que ha arrancado hoy en la Audiencia Nacional española pertenece al pasado de este país. No tiene nada que ver con su futuro. Representa la cara más oscura del régimen jurídico-político español encarnado en las figuras complementarias de los jueces Baltasar Garzón y Angela Murillo. Es la vista oral de un juicio que  nunca se tendría que haber celebrado. De un sumario que debió ser archivado nada más ser abierto. En realidad ni siquiera debió abrirse.

Lo que ocurre es que España funciona así. Por impulsos políticos que emanan desde el poder y los satélites que orbitan a su alrededor. El Ministerio de la Gobernación y sus servicios de inteligencia (sic) detectaron en el año 2009, violando el derecho a la intimidad de los encausados, movimientos políticos en los que se adivinaba un cambio de estrategia de fondo en la izquierda abertzale. Aún eran incipientes y por tanto, podían ser objeto de una operación represiva con el fin de abortarlos, antes de que prendiesen en el corpus de la izquierda independentista. La Audiencia Nacional, el brazo tonto de la justicia al servicio del titular de Gobernación, propició la entrada de las fuerzas policiales en la sede de LAB en Donostia, lugar de encuentro de algunos de los ahora juzgados.

El Gobierno Zapatero, en su afán de venganza por el fracaso del anterior proceso de diálogo, no tuvo empacho en cargarse el incipiente movimiento estratégico, para seguir apostando por la vía represiva, por la mano dura para ahogar las ansias de independencia del pueblo vasco. Con lo que no contaba Alfredo Pérez es con la capacidad de resistencia de esa izquierda independentista, la cual, pese a ver encarcelados a algunos de sus militantes más preciados, y no hablo solo de Otegi y Diez Usabiaga, supo mantener la apuesta. Y no solo eso. Supo extender el movimiento, con las dificvultades que entrañaba, y hacerlo en tiempo y forma.

La estrategia fundamental de Pérez Rubalcaba ha fracasado. Y él lo sabe. Fracasó el día en que el Tribunal Constitucional, por un solo voto, permitió que Bildu se presentase a las elecciones y obtuviese 325.000 votos, la Diputación de Gipuzkoa y 120 alcaldías. Pérez Rubalcaba intenta ahora, como candidato de su partido a La Moncloa, amenazar a Bildu. También fracasará. Sabe que ha sido un mero peón del sistema para retrasar lo que todo el mundo sabe. Más temprano que tarde el pueblo vasco tendrá ocasión de decidir democráticamente su futuro. Como pronto lo hará el pueblo escocés, como ya lo hizo en su día el pueblo de Québec, como tantos y tantos pueblos del mundo lo han hecho y lo harán.

Mantener en prisión, por hacer política, a Miren Zabaleta, Sonia Jacinto, Arkaitz Rodríguez y Arnaldo Otegi es un escándalo democrático de primer orden. Juzgarles a ellos y a Rafa Díez Usabiaga, Mañel Serra, Amaia Esnal y Txelui Moreno es un despropósito. Todo el mundo sabe que ellos fueron piezas importantes en la que hoy es diáfana apuesta independentista por las vías pacíficas y democráticas. No se trata tanto de vencer como de convencer, de acumular fuerzas, plurales y complementarias, en una dirección que convenza a la mayoría de la población de este país, sin injerencias de ningún tipo. Así de sencillo y así de complicado al mismo tiempo.

Y la única salida aceptable para este juicio, que se va a volver contra los que impulsaron aquella operación represiva, es la absolución de todos y cada uno de los encausados. Porque su único delito ha sido luchar políticamente por una estrategia pacífica y democrática. Porque los necesitamos en las calles y en los centros de trabajo de Euskal Herria. Por los queremos en casa. Absolución.

Estekak:

4 comentarios:

  1. Joseba Garaialde11:55 p. m.

    Era bat ados zure analisiarekin eta nola ez ondorioarekin ere. Absoluzioa guztientzat.

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con esta frase: "No se trata tanto de vencer como de convencer, de acumular fuerzas, plurales y complementarias, en una dirección que convenza a la mayoría de la población de este país, sin injerencias de ningún tipo". Este es el camino, sin duda. Y ahí vamos.

    ResponderEliminar
  3. Atzoko manifestazioaren inguruan... El País egunkariak berriro ere egin du testu aldaketa:

    Atzo milaka pertsona atera omen ziren kalera:
    http://www.elpais.com/articulo/espana/Apoyo/encausados/Bateragune/elpepuespvas/20110702elpepunac_6/Tes

    Gaur testua aldatu eta ehundaka pertsona besterik ez direla izan erabaki dute:
    http://www.elpais.com/articulo/espana/Marcha/juicio/Otegi/elpepiesp/20110703elpepinac_10/Tes

    Azkeneko artikulu hau da oraintxe bertan portadan daukatena jarria.

    ResponderEliminar
  4. Esker mila, Xabi.
    Kasu honetan ez nuen konturatu, baina Madrilgo egunkari horretan aldaketa kosmetikoak, hau bezala, ohizko praktika izaten dira, zoritxarrez.

    ResponderEliminar