2010/09/21

Miedo a perder estatus

 En la actual situación política vasca debemos acostumbrarnos a distinguir lo relevante de lo accesorio, el trigo de la paja. Una legión de expertos en ETA se pasan el día en prensa, radio, televisión e internet diciendo que los últimos comunicados de ETA son insuficientes o no aportan nada nuevo. En el pecado llevan la penitencia, porque si así fuera, ¿por qué les dedican tanto tiempo? ¿no sería más lógico funcionar como si ETA no existiera, como propuso el hoy en día fino analista de Vocento, Kepa Aulestia? Yo no sé si existe o no, pero algunos van a tener serios problemas para escribir sus columnas el día que desaparezca.

Volviendo al hilo. Lo relevante aquí y ahora es que ETA acompaña la decisión de la izquierda abertzale de iniciar un nuevo ciclo político. Y esa decisión, refrendada por la amplia mayoría de sus bases, ha sido unilateral. Y lo va a seguir siendo, pese a quien pese. Lo relevante es que el proceso avanza, pese a los múltiples obstáculos colocados por el Estado en forma de detenciones, juicios y acoso policial contra el independentismo. Lo relevante es que el movimiento de la izquierda abertzale, en su conjunto, está obteniendo eco internacional. Lo relevante es que las cosas se mueven.

Lo accesorio es que PSOE y PP siguen haciendo de Don Tancredo, con el riesgo de que les pille el toro. Lo accesorio es que la dirección del PNV no aporte más que obviedades, excepción hecha de Markel Olano. Lo accesorio es que Zapatero y Rubalcaba y Ares y Conde Pumpido y toda la cohorte de polichinelas de tres al cuarto que gobiernan el estado español continúan con el mantra de que este no es el comunicado que la sociedad espera. Lo accesorio es que Aralar siga en el limbo.

El consejero de Gobernación del Gobierno de la CAPV, Rodolfo Ares, dice a todo el que se detenga un minuto a escucharle, que nadie se debe dejar enredar en las trampas de los terroristas y sus corifeos. ¿Por qué lo dice y lo repite tanto? Por una razón bien sencilla. Lo que ellos llaman trampa resulta que es un nuevo escenario político en el que el pueblo va a tener en sus manos el derecho a decidir su futuro. Y ese nuevo escenario les hace temblar.

Tienen un miedo atroz a perder su actual estatus de gobernadores de las provincias del Norte. Ahora que se han subido al poder autonómico en Ajuria Enea, no quieren perderlo. Porque pueden mandar en la Ertzaintza y en la EiTB, entre otras muchas cosas. Y pueden cambiar el mapa del tiempo a su antojo. Y nombrar directores de las emisoras de radio a sus amigos. Por eso no hay que dejarse enredar por los abertzales de izquierda.

Pero ese nuevo escenario tampoco le ilusiona al PNV. Porque competir en las urnas con un bloque soberanista potente, sin ingerencias violentas, puede traducirse en una amarga derrota. EAJ-PNV ha estado gobernando en la CAPV durante treinta años con mucha comodidad, pero en el próximo futuro van a tener que realizar algo más que buenos esloganes para convencer a la parroquia de que su oferta autonomista y descafeinada es la mejor solución para Euskal Herria. Por eso se muestran a la defensiva frente a los movimientos de la izquierda abertzale.

Es humano tener cierto miedo a lo desconocido, todos lo tenemos. Pero los responsables políticos, si lo son verdaderamente, no pueden tener ni un gramo de miedo. Al contrario, tienen que empujar hacia adelante para que las condiciones cambien y la sincera apuesta de la izquierda abertzale se pueda materializar, aunque ellos salgan perjudicados en sus intereses partidistas a corto plazo. Mientras eso llegue, los ciudadanos deben aportar, cada uno desde sus posibilidades, para que las cosas vayan a buen puerto. Pueden existir dudas e incertidumbres. Es comprensible que las haya. Pero no podemos quedarnos parados, haciendo de meros espectadores, aguardando el comunicado mágico que lo solucione todo. En la tarea de construir un nuevo ciclo político todo el mundo debe participar y ser protagonista, escribiendo cada día el comunicado que nos conduzca a una Euskal Herria libre y en paz.

4 comentarios:

  1. Perdón... ¿El PNV ha gobernado la CAPV "3" años?

    Por otro lado, valiente es quien teniendo miedo sigue adelante. Este grupo de políticos inmobilistas y negacionistas, lo que son es una panda de irresponsables.

    Lo que me tiene algo "descolocada" es el retraro que ayer se hizo en Gara de Patxi López. ¿Patxi bueno cómo Eguiguren y Rubalcaba y Ares malos?...

    ResponderEliminar
  2. Ha sido un lapsus, Nynaeve, son treinta años y no tres, efectivamente. Parkatu.
    En cuanto a lo de Patxi López, a mí también me ha descolocado un poco el amigo Iñaki, la verdad.

    ResponderEliminar
  3. Zorionak por tu comentario Joxerra. La verdad es que no puedo estar mas de acuerdo con la foto que haces de la situación actual. Así que desde la modestia intentaremos tirar para adelante y ayudar a afianzar los pasos necesarios para que sea posible reconstruir una izquierda potente en Euskal Herria y para Euskal Herria.

    ResponderEliminar
  4. Quizá el artículo de Iñaki Iriondo sirva para recordar lo que se dice de forma teórica en un libro como el Mª Antonia Iglesias y lo que se hace cuando llega el momento práctico de tener que hacer cosas y dar pasos.
    O quizá sirva para devolver al PSOE, a Prisa, a El País, a la SER su desvelo por intentar crear fracturas en la Izquierda Abertzale.

    Salud

    ResponderEliminar