2013/11/27

Repliegues

Fernández Díaz y Beltrán de Heredia.
Supongo que todo el mundo asume que repliegue viene ser antónimo de despliegue. Es decir, para que se produzca un repliegue, anteriormente se ha debido producir un despliegue.

Es evidente que despliegue ha habido. Me refiero al despliegue de fuerzas policiales en Euskal Herria desde tiempos inmemoriales, con el objetivo principal de combatir la insurgencia y, de paso, frenar las pulsiones independentistas. Es curioso que hace unos días se coló en algún medio digital un suelto sobre la retirada del plus de peligrosidad a los efectivos policiales asentados en las provincias del norte. Ya que no efectuamos el preceptivo repliegue, quitemosles el plus, para ahorrar así un poco en el presupuesto, habrán pensado los responsables de Interior.



La consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, ha mencionado en varias ocasiones la necesidad del repliegue. El argumento en el que basa su demanda es la decisión de la organización clandestina ETA de cesar en su práctica armada. Se supone que desaparecida la alarma, se debe realizar la consiguiente acomodación. Pero no ha sucedido así.

El pasado fin de semana realicé un viaje rutinario. A la ida, control de la Guardia Civil en el peaje de Imarkoain, con el correspondiente atasco circulatorio. A la vuelta, control de la Guardia Civil en Andoain, con la consiguiente cola de vehículos. Se trata de un secreto a voces. Nadie habla de él, pero existir, existe. Los controles en la rotonda de Galarreta, entre Hernani y Donostia, tan habituales en los años más duros del conflicto, se mantienen de forma aleatoria. Los agentes se animan incluso a identificar a viajeros del bus de la línea comarcal.

Nada indica que el Ministerio de la Gobernación tenga intención de iniciar algún tipo de repliegue, ni tan siquiera en la categoría de amago.Y eso que materia prima para hacer maquillaje, les sobra. Pese a que los datos varian algo, según las fuentes consultadas, en Hego Euskal Herria se hallan desplegados alrededor de 19.445 agentes policiales, sumando los correspondientes a Guardia Civil (4.400), Cuerpo Nacional de Policía (1.950), Ertzaintza (8.000), Policía Foral (1.000) y Policía Local (4.095). Como el número total de habitantes, en 2012, asciende a 2.840.013, el índice de policías por 1.000 habitantes se queda en el 6.87, el más alto de Europa. Es más de cuatro veces superior al de Finlandia (1,4), y practicamente dobla al de Francia (3,69). Alemania, modelo para tantas cosas, dispone de un índice del 3,01. Hay que señalar que en todas estas cifras no se contempla la presencia de fuerzas del Ejército, ni de los diversos servicios secretos, teóricamente adscritas al evanescente concepto de seguridad, sea ésta ciudadana o "nacional".

La presencia policial que padecemos es tan agobiante, que incluso en el hipotético caso de un abandono total de nuestro territorio por parte de las fuerzas de la Guardia Civil y el CNP, todavía quedarían 13.095 agentes policiales y el índice por 1.000 habitantes, aunque bajaría hasta los 4,61, continuaría siendo elevadísimo, tan solo por debajo del que se registra en Italia (5,52) y Portugal (4,85).

Algunos estudios e informes europeos recomiendan como criterio a seguir en este delicado asunto que se intente alcanzar un índice de 2 policías por cada 1.000 personas. Un objetivo que por el momento solo parece haber logrado Finlandia y al que se acerca Suiza (2,14). Para que Hego Euskal Herria disfrutase de semejante índice de civilización la cifra total debería rondar los 5.660policías, incluidos ertzainas, forales y locales. ¿Alguien se cree que llegaremos siquiera a rozar ese objetivo?

No importa. La consejera Beltrán de Heredia seguirá porfiando con el repliegue (de las fuerzas estatales, por supuesto), pero en ningún caso se cuestionará la abultada cifra de efectivos de que dispone la Ertzaintza. Debería comprender, no obstante, que el argumento que ella esgrime para Guardia Civil y CNP, se puede utilizar del mismo modo para la Ertzaintza. La policía vasca ha crecido también al calor de la lucha contra ETA (y el independentismo en general), y sino que se lo pregunten al nuevo responsable jefe del cuerpo, un experto en el diseño de operativos, como el que se organizó en Bilbao el 5 de abril de 2012, de resultas del cual perdió la vida el joven seguidor del Athletic Iñigo Cabacas.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo: hay maderos hasta en la sopa, de todo pelaje y condición. Llega a ser agobiante y nos cuestan mucho dinero... Y además, toda la sociedad tenemos que apechugar con los "daños colaterales" de vuestra particular guerra entre los unos y los otros. A muchos nos pilla en medio y sufrimos las consecuencias sin comerlo ni beberlo. Estaría bien que desde la IA hicieseis un poquito de autocrítica y penséis en si tenéis algo que ver en la proliferación de maderos, controles, chapuzas, registros, detenciones y, en definitiva, molestias y pérdidas de libertad que nos afectan a todos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:39 p. m.

    Se les seca el cerebelo y las ideas. Cada dia mas ridiculos y mas pateticos en sus comentarios y en su viaje hacia la nada "estatutaria" española desde 1978.

    Su ridiculo intento de contrapropaganda politica cutre en uno y otro foro, es igualable al intento del maestro Urkullu de aparecer como un politico serio, consecuente y de altura, con unas ideas nacionalistas y soberanistas vascas. Un bluff, un fake, una irrisoria imagen cada vez mas irrisoria.

    Los regionalistas forales españoles son asi. Ridiculos hasta la saciedad.

    "Totalmente de acuerdo". Yo tambien.

    Cada ve engañais menos, menos, menos, menos,....

    ResponderEliminar