2013/10/02

Desazón

La última operación jurídico-policial urdida en Madrid ha encendido las luces rojas. La situación previa era preocupante, por el estancamiento y la atonía reinante. Pero siempre se puede ir a peor, y se empieza a sentir una cierta desazón. A la hora en que escribo, en la tarde del miércoles, queda aún la remota esperanza de que el juez deje a todos los detenidos en libertad sin cargos. Pero es tan remota esa posibilidad que alguien que lea estas líneas puede tener la sensación de que soy un ingenuo.

En los días posteriores a la acción represiva se han multiplicado las protestas a lo largo y ancho de Euskal Herria, se han convocado paros para el viernes y una manifestación en Bilbao para el sábado. Una respuesta que puede estar en consonancia con la provocación, pero que en todo caso no va a frenar el ansia represiva de Madrid. ¿No sería ya el momento de plantearse otras medidas? No sé cuales exactamente, pero diferentes, que hagan reflexionar de verdad al Estado español. Que le hagan ver que sus atrevimientos van a acarrearle un coste. Repasando el seguimiento de los medios de Madrid a la redada, tengo la impresión de que la respuesta a la misma se reflejará en breves reseñas para salir del paso.

Es duro decirlo, pero en este momento es el Gobierno español quien tiene la iniciativa político-policial, quien marca los tiempos y quien controla la situación. Y todo ello con un mínimo coste. Tal vez la profundidad de la crisis económica, con lo que influye en la vida diaria de la ciudadanía, esté contribuyendo a desactivar iniciativas y a extender la incertidumbre. Pero no puede ser una disculpa.

Esta mañana, el escritor Lander Garro se preguntaba en Gara: Y ahora ¿qué hacemos? Pues aguantar el chaparrón, esperar a que escampe, y mientras tanto preparar una estrategia ofensiva para construir una mayoría sólida que defienda nuestro derecho a ser libres.

1 comentario:

  1. Anónimo12:16 a. m.

    Para empezar leer la publicación IPARLA .org y entender la situación en la que estamos. En esta demostración de ideología propia, podremos encontrar las respuestas y las soluciones para conseguir un estado propio. Y luego hablaremos............

    ResponderEliminar