2012/02/02

Ocurrencias

En un par de días de observación se pueden cazar decenas de ocurrencias de los responsables políticos de uno y otro signo. Entre ellas, la del ministro español de Gobernación, Jorge Fernández, se lleva el primer premio. Afirma que para él la visualización de las sinceras intenciones de ETA se resume en que "en una campa del País Vasco veamos unas cuantas armas". Esta sola frase muestra a las claras el nivel de este dirigente del PP, al que le deben haber nombrado ministro para agradecerle los servicios prestados y su fidelidad al presidente del partido. Su antecesor, Pérez Rubalcaba, habrá sido nefasto, por su empecinamiento, pero al menos no caia en semejantes extravagancias.

Hablando de extravagancias, la última del presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, es notable. Arrinconado de todo lo que puede significar el proceso de paz, al que sin duda ha podido contribuir de forma positiva en otros tiempos, Eguiguren lanza ahora la idea de una constitución de Euskal Herria dentro del Estado español. Una constitución propia, que incluya los cuatro territorios históricos. Se puede admitir que como idea a discutir en una mesa de partidos tiene su áquel, como así lo ha reconocido la propia izquierda abertzale, pero todo el mundo sabe que este hombre no cuenta con el respaldo de la dirección del partido que preside. Es más, el mismo día que saca el nuevo conejo de su chistera es desautorizado por el Gobierno Vasco y el PSN.


A Jorge Fernández habría que decirle que una foto de un convoy de la Guardia Civil saliendo de Gasteiz hacia Pancorbo sería una buena manera de visualizar que estamos cerca del final del conflicto.
A Jesús Eguiguren, por su parte, habria que pedirle que la próxima vez que plantee una idea, lo haga arropado por la ejecutiva de su partido y en la sede del mismo, para demostrar que se trata de una propuesta oficial y no de un mero divertimento.

Si a estas alturas resulta ridículo exigir eficiencia a los políticos, por lo menos habrá que exigirles un mínimo de seriedad. Antes de hablar, en el foro que sea, hay que pensarse un par de veces las cosas. Contribuir con ocurrencias a que aumente el ruido mediático no es la mejor manera de acercarse a las vías de solución de los problemas.

1 comentario:

  1. Anónimo10:10 p. m.

    El ministerio de interior, en vez de ayudar, está haciendo todo lo contrario. Está consiguiendo reforzar el sector radical del PP con estas tonterías. Espero que se trate de algo provisional, que pronto cambie de estrategia y deje la demagogia y la hipocresía a un lado, para pasar a hablar menos y hacer más.

    Lo de Eguiguren, en cambio, me parece perfecto. Es decir, ojalá siga diciendo estas cosas cada semana, para que Euskal Herria y su posible independencia esté en boca de todos. El simple hecho de hablar de estas posibilidades con naturalidad es ya una victoria abertzale.

    ResponderEliminar