2012/02/20

Congelados

Argazkia: sakanaturismo.com
Este mes de febrero está siendo frío. Nieve en nuestras montañas, campos helados, bufandas al cuello. Estamos en invierno, es verdad, pero el recuerdo de un otoño tan cálido hace que nos sintamos más incómodos ante las bajas temperaturas. Será cuestión de aguantar el tirón y esperar que la primavera consiga reanimar los cuerpos y desterrar los malos pensamientos. No podemos seguir congelados por más tiempo.

El observador encuentra muchas dificultades a la hora de establecer un diagnóstico sobre la situación. Pese a poner su empeño en leer entre líneas a los oráculos, en descifrar noticias aparentemente fútiles, en traspasar las miradas de los políticos es busca de una pequeña verdad, lo cierto es que cuesta tomar la temperatura ambiental.

Sabemos por experiencia que las apariencias suelen engañar y que debajo de los campos helados puede existir un geyser en ebullición. Pero hasta que el chorro de agua caliente no busque las nubes, es imposible detectarlo.

La crisis económica se alarga y se complica. Ya hay anunciada una nueva huelga general para finales de marzo. En ese escenario tan enrevesado es difícil que las propuestas politicas avancen con claridad. El Gobierno del PP se ha marcado como prioridad la economía; en el Estado francés se ha dado el pistoletazo de salida a la carrera presidencial; y la izquierda independentista ocupa buena parte de sus fuerzas en la gestión institucional, sea como gobierno, sea como oposición.

Los pasos unilaterales dados por la izquierda abertzale y secundados por la organización clandestina ETA van a seguir produciéndose. Pero en el otro lado también se deben dar pasos, aunque sean asímismo unilaterales, sin acuerdos previos. Hasta ahora lo único que tenemos encima de la mesa son declaraciones más o menos acertadas y retirada de escoltas. Está última es una medida significativa. Al final la realidad se impone y en este aspecto, la crisis ayuda. Hay que ahorrar.

Sabíamos desde el principio que no iba a ser fácil, que el desmontaje de todo el entramado construido en torno a las víctimas, y arropado por la derecha mediática, va para largo. Incluso que Rajoy es un político de paso lento. Pero si se quiere hacer desaparecer el hielo hay que actuar en consecuencia. Contra el frío, calor. Contra el inmovilismo, audacia.

1 comentario:

  1. Ricardo ( Highlander )4:43 a. m.

    Kaixo! Leia esto:http://veja.abril.com.br/blog/ricardo-setti/vasto-mundo/o-fim-das-acoes-dos-terroristas-da-eta-a-paz-no-pais-basco-e-uma-grande-mentira-2/#comment-511991. Conto con Su Solidariedad. Agur!

    ResponderEliminar