2009/10/18

Una foto en acción


Decía el lehendakari López, compungido y balbuceante, que quienes recorrimos ayer las calles de Donostia estamos cuestionando el sistema democrático por exigir que se respeten los derechos de todos, incluidos los del propio Patxi. Lo que en realidad quería decir el portavoz del PSOE de la CAPV es que algo han hecho mal sus amigos de Madrid (Garzón&Rubalcaba), y que "como sigamos así, metiendo la pata, no vamos a durar mucho en el chiringito de Ajuria Enea".

A mí me parece que quienes cuestionan el sistema democrático son quienes envían policías a detener a personas que se reúnen para preparar propuestas políticas. Personas que portaban como armas peligrosas pen-drives y ordenadores portátiles. También cuestionan el sistema democrático quienes, seguro que sin querer, sitúan a ETA a la altura de Dios, ya que la organización clandestina todo lo sabe, todo lo organiza, todo lo diseña. Desde la manifestación de ayer hasta la política de Nafarroa Bai (Jiménez dixit), desde las propuestas de la izquierda independentista hasta las de la mayoría sindical vasca. Xabier Arzalluz actúa a las órdenes de ETA, al igual que Joseba Egibar, Rafa Larreina, Oskar Matute o Antxon Karrera. Es tan disparatado el argumentario de los portavoces del PSOE que no merece la pena ni refutarlo.

Yo, que no me creo una palabra de las que acostumbra a pronunciar el señor Pérez Rubalcaba, rasputín al servicio de Zapatero y de siniestro pasado galoso, más bien considero que la inmensa mayoría de quienes se manifestaron ayer en Donostia lo hacían en denuncia de la represión del día 13 en Donostia, Hernani e Iruñea y del propio contenido del auto del juez estrella. Y lo hacían también para expresar su deseo de cambiar el actual estado de cosas, para poner las bases de un nuevo tiempo político en el que la mayoría social soberanista de este país pueda avanzar, sin mayores obstáculos jurídico-policiales, hacia la concreción de sus objetivos.

Llevamos muchos años amagando y no dando, intentando parir algo nuevo, un paradigma que supere el bloqueo de todos estos años. Nos lo merecemos como pueblo y como ciudadanos. Y habrá que dejar claro que los presentes en Donostia tan sólo fuimos una pequeña representación de los decenas de miles de vascos que queremos un verdadero cambio, con mayúsculas. Porque no todos pudieron llegar a la capital guipuzcoana; porque hay gentes que recelan de las intenciones de la izquierda independentista; porque las quemas de autobuses no ayudan; en fin por muy variadas razones, unas más entendibles que otras.

La foto de ayer en Donostia, como le gustaría señalar a Rafa Díez, es una foto en acción, no puede ser un retrato para archivar en el albúm familiar. Tiene que ser una foto a futuro, en la que el grueso de los participantes apueste por salidas en positivo, dejando a un lado viejas retóricas y caducas estrategias. No queremos más autonomismo rancio, ni mayores aventuras heroicas. Queremos caminar con paso firme hacia la independencia de este país. Habrá que ir paso a paso, por supuesto. Puede que el de ayer haya sido el primero. Desde luego que no va a ser el último.

10 comentarios:

  1. Yo también estuve en la manifestación. Me ha parecido una muy buena movilización, aunque durante todo el camino me pudo la desazón. Me explico. Se ha puesto una primera piedra para impulsar trabajar por una solución basada que respeto todos los derechos y que impulse el diálogo. Mi preocupación es que este impulso tenga fecha de caducidad: el próximo atentado de ETA.

    ResponderEliminar
  2. La movilización de ayer merecía una más amplia difusión en los medios internacionales, así como la denuncia de las fascistas detenciones del martes.
    Desgraciadamente, fue preciso haber nuevas detenciones de personas que hablaban de política, en un Estado supuestamente democrático, para que las conciencias se despertaran en más gente, llevándolas a la acción del sábado.
    Ojalá esta unidad sea la primera piedra de un nuevo camino democrático e independentista.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Paul, te veo demasiado preocupado por lo que pueda o no hacer ETA. Si quienes estuvimos el sábado en Donostia tiramos para delante, seguro que la organización clandestina toma buena nota.
    Echale un poco de optimismo a la situación, que hasta igual sale bien esta vez.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Eso espero Joxerra, eso espero. Suelo ser optimista pero también recuerdo qué ha pasado otras veces. La peor fue una manifestación que convocamos Elkarri, Ela y Lab que se tuvo que suspender un día antes porque ETA asesinó a un concejal del PP.

    ResponderEliminar
  5. Aupa.

    Me siguen gustando tus opiniones Bustillo, las sigo leyendo.
    Veo que algunos comentarios tienen asumido el discurso del adversario (enemigo para estos casos), como si solo las ilusiones de la gente las rompería siempre una parte, la misma parte siempre....
    yo también espero que este impulso no tenga fecha de caducidad: el próximo ataque fascista a una parte de este pueblo, tampoco que ya lo tenga: Jon Anza.... Pero parece que estas fechas de caducidad no tienen relevancia.

    ResponderEliminar
  6. A Akivua:
    No sé de dónde sacas que asumo el discurso del enemigo. Después de más de treinta años en la izquierda independentista, me parece que está fuera de lugar esa afirmación. Otra cosa es que tengamos diferentes enfoques sobre lo que se debe hacer en esta situación, pero siempre he defendido la pluralidad del movimiento. Las verdaderas reveladas no van conmigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Perdona si te di esa impresión, pero me refería en concreto al comentario de Paul Rios, sobre todo en lo tocante a las fechas de caducidad, que según quien las ponga, caducan o no.
    Como ponía en el anterior comentario, desde siempre me han gustado tus escritos y reflexiones,te sigo leyendo desde el Egin y siempre me intereso por ellos.
    Lamento que al final mi comentario pueda haberte importunado, para nada era mi intención, sino todo lo contrario.
    Saludos.
    Zazpe (Akivua)

    ResponderEliminar
  8. Yo estoy en idéntica posición que Paul Ríos y su comentario lo podía haber firmado yo.
    Creo, además, que es una postura compartida por muchos/as de los que queremos acabar con este estado de cosas. De hecho, Joxerra también es consciente en su comentario de esta realidad que conformamos mucha gente que detestamos la violencia, venga de donde venga, y estamos a merced de que el tarado de turno se le ocurra pegarle un tiro a alguien. Y se jodió. No sólo una vida (como si no fuera bastante!): toca volver a empezar y así una y otra vez.
    Así que en esta dinámica desquiciada se hace todo muy complicado, incluso defender lo más elemental en democracia, como es la libertad de opinión y el principio de que los políticos representan la voluntad popular.

    ResponderEliminar
  9. Para Javi: Quienes han sido detenidos la semana pasada estaban trabajando para que una parte de la violencia pare de forma definitiva, apostando por vías exclusivamente pacíficas. Lo escandoloso es que les hayan detenido por eso.
    Por reunirse a la luz del día en un local conocido les han llevado a Soto. ¿Es eso violencia? Ah, no, que eso es el estado de derecho.
    Y confiemos en que a nadie se le ocurra romper la baraja en la forma que tú describes.

    ResponderEliminar
  10. Joxerra, me parece que no me has entendido: precisamente a eso me refería cuando hablaba de "defender lo más elemental en democracia, como es la libertad de opinión y el principio de que los políticos representan la voluntad popular". Creo que nadie estamos a favor de estas detenciones, sino todo lo contrario y de ahí mi comentario. Pero, repito, ETA supone un tremendo obstáculo para todos lo que pretendemos una salida a este conflicto y, además, sirve de coartada para quienes cercenan los derechos de toda nuestra sociedad.

    ResponderEliminar